RSS

Los riesgos que implican las cuentas ómnibus

22 Abr

cuentas omnibusLas empresas españolas exploran nuevas fuentes de financiación e inversión. La cuenta ómnibus, o cuenta global, consiste en una cuenta de valores donde todas las acciones de todos los clientes están agrupadas en una misma cuenta. Esto supone un ahorro de costes de transacción entre el broker y los intermediarios extranjeros o de las bolsas correspondientes, y por lo tanto también un ahorro de costes que beneficia al cliente ya que el coste de las transacciones es más barato.

Este tipo de cuentas se utilizan principalmente en los mercados de deuda pública, en los mercados internacionales y por los brokers globales para operar en mercados extranjeros. Y algunos también para la Bolsa española. ¿Pero qué riesgos conlleva para el ahorrador? A diferencia de las cuentas nominativas, los riesgos de las cuentas globales provienen de una posible insolvencia del titular de la cuenta global.

Normalmente las entidades informan al cliente de los riesgos derivados de una posible insolvencia de la entidad:

– Las dificultades que un cliente puede encontrar en caso de insolvencia de la entidad son limitaciones para que se ejerciten derechos de separación o que se les reconozcan como propietarios de los valores y no como meros titulares de derechos de crédito frente al titular de la cuenta global.

– También pueden aparecer retrasos en la ejecución de las órdenes que comporten una movilización de los activos depositados, pérdida parcial de los valores depositados o repercusión de costas en el supuesto de que los activos mantenidos por el broker fueran insuficientes para hacer frente a las reclamaciones de los clientes o se viera inmerso en procedimientos concursales. Siempre es recomendable asegurarse de que exista un seguro de responsabilidad civil profesional por errores u omisiones.

– Otro riesgo es el relativo a posibles fraudes o apropiaciones indebidas que pudiera realizar algún intermediario de la cadena de custodia en las diferentes cuentas globales que produjera la pérdida parcial o total de los instrumentos financieros registrados en las mismas. El bróker puede realizar operativas inapropiadas, como préstamo de esas acciones sin que el partícipe de la cuenta sea consciente de ello, ya que el titular es el propio bróker y no el inversor final.

Por lo tanto a la hora de elegir esta práctica habrá que tener en cuenta que el riesgo está ligado a la operativa realizada por el bróker y su gestión del dinero depositado en esas cuentas, porque este sistema se basa en la buena fe del bróker para con sus clientes.

Si está considerando esta forma de operar con cuentas puede ampliar información sobre riesgos y resolver dudas en su correduría de seguros de confianza.

Fuente: gestionatudinero.com y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: