RSS

ACCESIBILIDAD EN LAS SUPERFICIES COMERCIALES

13 Feb

 

ACCESIBILIDAD EN LAS SUPERFICIES COMERCIALES

Facilitar el desplazamiento de las personas con dificultades de movilidad es una decisión que puede incrementar las ventas de tu negocio. Es una tendencia lógica que en los últimos años las administraciones se preocupen cada vez más en ofrecer las mayores garantías de accesibilidad, pero así mismo, este hecho debe comenzar a considerarse prioritario en establecimientos comerciales, debido a la importancia que estos poseen en el día a día de cualquier ciudadano. Podemos observar como, poco a poco, las grandes superficies y cadenas de establecimientos toman una mayor conciencia de este hecho tratando de que sus centros cumplan el principio de accesibilidad universal. Para lograr generalizar este fin es primordial para cualquier negocio conocer el concepto de cadena de accesibilidad e implantar sus directivas, las cuales permitirán acceder, circular y hacer uso de los espacios de manera independiente a todas las personas sin importar su condición de movilidad o capacidades sensoriales. La ventaja se traduce en otorgar a todos opciones iguales de desplazamiento y uso en los servicios ofrecidos por los mercados, supermercados, grandes tiendas o comercio en general:

  • La accesibilidad de un local comienza por sus accesos, en el caso de ingreso peatonal, este debe de estar libre de peldaños, obstáculos y poseer un lugar seguro para el tránsito. Para aquellos clientes que ingresan en vehículo se deben reservar estacionamientos para personas con discapacidad contiguos a los accesos principales en la superficie o a los ascensores en caso de subterráneos.
  • Se debe disponer de un número carros de compra diseñados especialmente para ofrecer autonomía en el proceso de compra de personas en silla de ruedas, a quienes resulta imposible arrastrar o depositar mercancía en un carro común.
  • La ubicación y diseño de los exhibidores de productos deben considerar la aproximación de una silla de ruedas para permitir la elección y retiro de las compras. Las barras de protección para máquinas de frío, alturas de contenedores de fruta, dispositivos de pesaje, etc. son puntos a considerar de manera que no afecten la aproximación del usuario.
  • Aquellos locales que cuenten con vestidores, deben reservar al menos uno con las dimensiones necesarias para el uso por parte de personas con discapacidad (su superficie mínima debe ser de 180 x150 cm) La puerta debe abrir hacia afuera o ser de tipo corredera o cortina, de ancho mínimo 80 cm. Deben instalarse barras de apoyo en los muros y un banco. El espejo debe instalarse a partir de 30 cm de altura y los ganchos para colgar prendas o muletas a 120 cm del suelo.
  • Los lectores de precios, expendedores de números de atención o cualquier otro dispositivo que sea para el uso de los clientes deben considerar una altura de instalación no mayor a 120 cm desde el suelo de manera que puedan ser alcanzados y utilizados por personas de baja estatura o en silla de ruedas.
  • Los mostradores de atención deben disponer de un sector más bajo para permitir la aproximación de usuarios de silla de ruedas. Ni su altura o anchura debe superar los 80 cm.
  • Las cajas de pago de uso preferente son de gran ayuda para personas que no pueden estar largos periodos de pie. Deben estar señalizadas en la parte superior con los símbolos que identifiquen a los usuarios a las que se les otorga preferencia en la atención, como personas mayores, mujeres embarazadas y personas con discapacidad. El pasillo de circulación debe contar con un mínimo de 80 cm de ancho para el paso cómodo de una silla de ruedas o coches de niños y siempre deben permanecer libre de expositores.
  • Los servicios higiénicos deben ser accesibles y se recomienda un recinto único para ambos sexos con acceso independiente para permitir su uso a personas que necesitan asistencia en el baño, la que puede ser realizada por alguien del sexo opuesto. Debe ser un lugar siempre disponible y permanecer siempre abierto (sin llave). El baño accesible debe responder a medidas mínimas de diseño para un cómodo uso por parte de personas con discapacidad.

En la mayoría de comercios de España continúan existiendo barreras invisibles para las personas de movilidad reducida o incluso para las de avanzada edad: pasillos muy estrechos, escaleras, estantes demasiado altos, etc. Si eres propietario de un negocio y te has decidido a realizar obras para mejorar la atención de todos tus clientes, recuerda suscribir el Seguro Todo Riesgo Rehabilitación, producto especialmente diseñado para cubrir riesgos derivados de este tipo trabajos de adaptación.

Fuentes: once.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: