RSS

Archivo de la categoría: accesibilidad

CONTRATACIÓN DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN EDIFICIOS Y OFICINAS DE AAFF

CONTRATACIÓN DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN EDIFICIOS Y OFICINAS DE AAFFA pesar de que actualmente el nivel de formación de las personas con discapacidad es cada vez más completo y especializado, tan sólo uno de cada cuatro tiene empleo, dato que resulta del todo injustificado si tenemos en cuenta que nos estamos refiriendo a personas que están acostumbradas a vencer en su día a día todo tipo de obstáculos, lo que les otorga una capacidad de superación y una actitud ideales para ofrecer un rendimiento laboral óptimo. Por si esto fuera poco, poseen una serie de valores comunes como el esfuerzo o la plena disposición, y diversos estudios concluyen que su simple presencia mejora el clima de trabajo e incorpora diversidad a los valores de la empresa. Todas estas características convierten a este colectivo en un gran filón de talento, diversidad y beneficios, a los que les podemos sumar una serie de ventajas económicas y subvenciones dirigidas a evitar su exclusión social y a promover su contratación.

El Real Decreto 1451/1983, por el que se regula el empleo selectivo y las medidas de fomento del empleo de los trabajadores con discapacidad, establece una serie de ayudas a las que las empresas tienen derecho si contratan a personas con un grado reconocido de minusvalía igual o superior al 33 por ciento:

  • Una subvención de 901,52 euros destinada a la adaptación del puesto de trabajo.
  • Una Subvención de 3.907 euros por cada contrato a tiempo completo. En los contratos a tiempo parcial la subvención se reducirá proporcionalmente a la duración de la jornada.
  • Una deducción de la cuota del Impuesto de Sociedades de 6.000 euros por cada contrato de tiempo indefinido.
  • Una bonificación de las cuotas empresariales de la Seguridad Social de entre 4.500 y 6.300 euros anuales, dependiendo del sexo, la edad y de la severidad de la discapacidad.

Otras ventajas fiscales a la hora de contratar a personas con discapacidad dependerán del tipo de contrato que se les ofrezca, en el caso de ser temporal o en prácticas, la reducción de la cuota empresarial a la Seguridad Social es del 50 por ciento, si es para sustituir bajas temporales de trabajadores con discapacidad, se aplicará una bonificación del 100 por ciento de las cuotas empresariales, durante el tiempo en que persista la situación.

Desde diciembre de 2017, con la entrada en vigor de la Ley de Accesibilidad, tanto las Comunidades de Propietarios como los Administradores de Fincas se vieron implicadas en la búsqueda de soluciones para facilitar y garantizar la accesibilidad a su vivienda a todas las personas con discapacidad. La simple construcción de una rampa o la instalación de un ascensor más amplio supuso una gran mejora en la calidad de vida de multitud de personas con discapacidad, y a su vez el logro de una sociedad más igualitaria y moderna. Aprovechar este impulso y continuar apostando por la integración puede ser llevado a cabo por CCPP y AAFF con la contratación de personas con discapacidad, tanto en edificios como en oficinas, mostrando así su cara más humana y su grado de compromiso social, y al mismo tiempo disfrutando de las ventajas personales y fiscales que este tipo de contratación conlleva.

Entre otros muchos, este tema será tratado en el XXI Congreso Nacional de Administradores de Fincas CNAF 2018, que se celebra del 7 al 9 de junio en Madrid y cuenta con el apoyo de la Correduría de Seguros José Silva, experta en seguros de comunidades de propietarios. Esperamos veros a todos allí.

Fuentes: sepe.es, boe.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

ESTRELLAS DIGA: CERTIFICADO DE ACCESIBILIDAD PARA EMPRESAS Y NEGOCIOS

ESTRELLAS DIGA: CERTIFICADO DE ACCESIBILIDAD PARA EMPRESAS Y NEGOCIOSEs una buena noticia que los supermercados y mercados españoles tiendan a adaptar sus instalaciones y productos a las personas con movilidad reducida, para facilitar su desplazamiento y comodidad a la hora de realizar algo tan común a todos los ciudadanos como es la compra. Un claro ejemplo es Hipercor, que ha decidido firmar un acuerdo de colaboración con la Fundación Shangri-La en favor de un compromiso total con la accesibilidad en todos sus centros en territorio español. La cadena de hipermercados busca certificar sus instalaciones con el Sistema DIGA (Distintivo Indicador del Grado de Accesibilidad) que concede esta organización y para ello se compromete a mejorar sus instalaciones con respecto a los accesos, la movilidad interior, la localización de los productos, la lectura de los carteles y otras acciones que afectan a todos sus clientes. Las tiendas también deberán estarán provistas, de forma progresiva, de ayudas técnicas para personas con algún tipo de discapacidad física, cognitiva o sensorial y además, sus trabajadores recibirán formación específica por expertos de dicha fundación. De esta forma Hipercor se une a Supercor, que en 2015 se convirtió en la primera cadena en todo el país que adquirió este compromiso con la accesibilidad en todos sus establecimientos.

La Fundación Shangri–La es una organización privada y sin ánimo de lucro, de ámbito nacional, aunque extiende sus actividades a nivel internacional, que nace con el fin de desarrollar proyectos de marcado carácter social que promuevan la mejora de nuestra sociedad. Sus objetivos principales son potenciar el conocimiento, la integración, la responsabilidad social y la igualdad de oportunidades para así conseguir la mejora de las condiciones de vida de las personas en general y, en particular, de las personas con discapacidad, mayores o en riesgo de exclusión social. Una de las mayores apuestas de esta fundación es la promoción de la accesibilidad, y es por ello que crea el Sistema DIGA (Distintivo Indicador del Grado de Accesibilidad) con el cual se valora el grado de accesibilidad de un establecimiento o servicio y certifica su nivel de excelencia. Su objetivo es que los entornos, productos o servicios sean comprensibles y utilizables de forma autónoma y segura por todas las personas, sea cual sea su condición. La manera de reconocer y acreditar la accesibilidad de un negocio, empresa o establecimiento se realiza con cinco niveles de excelencia, otorgándole el mismo número de Estrellas DIGA. Los parámetros a evaluar para conseguir esta credencial son los siguientes:

  • Accesos: Contempla todos los elementos que conforman el acceso al lugar evaluado, incluyendo los itinerarios exteriores.
  • Movilidad interior: Se evalúan las barreras arquitectónicas a fin de determinar si éstas permiten a un usuario moverse en el espacio con autonomía y comodidad.
  • WC: Se valorará que el establecimiento cuente con aseos adaptados y accesibles.
  • Señalizaciones: Se evalúa si la señalización existente permite localizar e identificar las diferentes áreas del establecimiento.
  • Ascensor: En caso de que exista, se valora si es accesible.
  • Comunicación: Se valoran los recursos comunicacionales o disposición de ayudas técnicas que facilitan la comunicación.
  • Mobiliario: Se evalúa si el establecimiento cuenta con suficiente mobiliario, su ubicación y si este dispone de un diseño accesible.
  • Exteriores: Se valoran las zonas no dependientes del lugar para determinar si el acceso al mismo es accesible. El objetivo es que el usuario tenga conocimiento de las condiciones de accesibilidad de la vía pública.
  • Transporte: Se valora si el establecimiento posee paradas y marquesinas cercanas y si éstas son accesibles, así como el propio servicio de transporte público.

El Sistema DIGA establece una serie de parámetros cuyo cumplimiento exigirá, muy probablemente, reformas o rehabilitaciones en el espacio físico del negocio.
Para que un establecimiento obtenga este distintivo de accesibilidad y alcance el nivel de excelencia deseado, quizá estas obras sean imprescindibles, y sabemos que las reformas en un negocio son un tema delicado, debido a los problemas e imprevistos que pueden acarrear. Si estás pensando en certificar tu empresa con estrellas DIGA, que no te desanimen estos posibles inconvenientes, porque siempre puedes contar con un más que aconsejable
seguro de rehabilitación como el que ofrece la Correduría de Seguros José Silva, que está especialmente diseñado para hacer frente a los posibles riesgos de su ejecución.

 

Fuentes: fundacionshangri-la.org, europapress.es y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , , ,

ACCESIBILIDAD EN LAS SUPERFICIES COMERCIALES

 

ACCESIBILIDAD EN LAS SUPERFICIES COMERCIALES

Facilitar el desplazamiento de las personas con dificultades de movilidad es una decisión que puede incrementar las ventas de tu negocio. Es una tendencia lógica que en los últimos años las administraciones se preocupen cada vez más en ofrecer las mayores garantías de accesibilidad, pero así mismo, este hecho debe comenzar a considerarse prioritario en establecimientos comerciales, debido a la importancia que estos poseen en el día a día de cualquier ciudadano. Podemos observar como, poco a poco, las grandes superficies y cadenas de establecimientos toman una mayor conciencia de este hecho tratando de que sus centros cumplan el principio de accesibilidad universal. Para lograr generalizar este fin es primordial para cualquier negocio conocer el concepto de cadena de accesibilidad e implantar sus directivas, las cuales permitirán acceder, circular y hacer uso de los espacios de manera independiente a todas las personas sin importar su condición de movilidad o capacidades sensoriales. La ventaja se traduce en otorgar a todos opciones iguales de desplazamiento y uso en los servicios ofrecidos por los mercados, supermercados, grandes tiendas o comercio en general:

  • La accesibilidad de un local comienza por sus accesos, en el caso de ingreso peatonal, este debe de estar libre de peldaños, obstáculos y poseer un lugar seguro para el tránsito. Para aquellos clientes que ingresan en vehículo se deben reservar estacionamientos para personas con discapacidad contiguos a los accesos principales en la superficie o a los ascensores en caso de subterráneos.
  • Se debe disponer de un número carros de compra diseñados especialmente para ofrecer autonomía en el proceso de compra de personas en silla de ruedas, a quienes resulta imposible arrastrar o depositar mercancía en un carro común.
  • La ubicación y diseño de los exhibidores de productos deben considerar la aproximación de una silla de ruedas para permitir la elección y retiro de las compras. Las barras de protección para máquinas de frío, alturas de contenedores de fruta, dispositivos de pesaje, etc. son puntos a considerar de manera que no afecten la aproximación del usuario.
  • Aquellos locales que cuenten con vestidores, deben reservar al menos uno con las dimensiones necesarias para el uso por parte de personas con discapacidad (su superficie mínima debe ser de 180 x150 cm) La puerta debe abrir hacia afuera o ser de tipo corredera o cortina, de ancho mínimo 80 cm. Deben instalarse barras de apoyo en los muros y un banco. El espejo debe instalarse a partir de 30 cm de altura y los ganchos para colgar prendas o muletas a 120 cm del suelo.
  • Los lectores de precios, expendedores de números de atención o cualquier otro dispositivo que sea para el uso de los clientes deben considerar una altura de instalación no mayor a 120 cm desde el suelo de manera que puedan ser alcanzados y utilizados por personas de baja estatura o en silla de ruedas.
  • Los mostradores de atención deben disponer de un sector más bajo para permitir la aproximación de usuarios de silla de ruedas. Ni su altura o anchura debe superar los 80 cm.
  • Las cajas de pago de uso preferente son de gran ayuda para personas que no pueden estar largos periodos de pie. Deben estar señalizadas en la parte superior con los símbolos que identifiquen a los usuarios a las que se les otorga preferencia en la atención, como personas mayores, mujeres embarazadas y personas con discapacidad. El pasillo de circulación debe contar con un mínimo de 80 cm de ancho para el paso cómodo de una silla de ruedas o coches de niños y siempre deben permanecer libre de expositores.
  • Los servicios higiénicos deben ser accesibles y se recomienda un recinto único para ambos sexos con acceso independiente para permitir su uso a personas que necesitan asistencia en el baño, la que puede ser realizada por alguien del sexo opuesto. Debe ser un lugar siempre disponible y permanecer siempre abierto (sin llave). El baño accesible debe responder a medidas mínimas de diseño para un cómodo uso por parte de personas con discapacidad.

En la mayoría de comercios de España continúan existiendo barreras invisibles para las personas de movilidad reducida o incluso para las de avanzada edad: pasillos muy estrechos, escaleras, estantes demasiado altos, etc. Si eres propietario de un negocio y te has decidido a realizar obras para mejorar la atención de todos tus clientes, recuerda suscribir el Seguro Todo Riesgo Rehabilitación, producto especialmente diseñado para cubrir riesgos derivados de este tipo trabajos de adaptación.

Fuentes: once.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , ,