RSS

Archivo de la categoría: corredor de seguros

¿TRIBUTAN LAS SUBVENCIONES Y AYUDAS QUE RECIBEN LOS AUTÓNOMOS?

Somos de los convencidos de que la mejor manera de tener un buen trabajo es crearlo. Poner en marcha un negocio es una tarea ilusionante, pero también ardua y compleja, ya que requiere una minuciosa planificación en la que hay que tener en cuenta numerosos factores, tanto internos como externos, para asegurar que nuestro proyecto crezca fuerte y sano. La realización de un plan de empresa, junto con los estudios de mercado previos, ayudarán tanto a examinar la viabilidad técnica, económica y financiera del futuro negocio, como para conocer la demanda existente y así ubicarlo en el nicho de mercado apropiado. Otro aspecto importante del que cualquier emprendedor debe estar al tanto son las posibles subvenciones que tenga derecho a recibir, es decir, las ayudas económicas que otorgan, por regla general, las administraciones públicas para facilitar el desarrollo de una actividad empresarial. Hay muchas y las autonomías luchan por atraer talento y creatividad.

Sin embargo, la adjudicación de subvenciones puede suponer en muchas ocasiones un arma de doble filo, ya que el desconocimiento por parte de muchos autónomos provoca la creencia de que estas ayudas no conllevan el pago de impuestos. Nada más lejos de la realidad, es casi imposible encontrar una ayuda o subvención que esté exenta de tributación, por lo tanto es importante conocer cómo afectan a la fiscalidad de los trabajadores por cuenta propia.

Las ayudas y subvenciones representan ingresos de una actividad económica y, como tal, deben ser declaradas ante la Agencia Tributaria. Pero lo primero que debe hacer un autónomo cuando llega la hora de declarar una subvención es identificar si ésta va dirigida a su negocio, o a él mismo, ya que no tributarán de la misma manera:

 

  • Las ayudas que haya recibido como contribuyentes deben ser declaradas como ganancias patrimoniales. Ejemplos de este tipo de ayudas son las destinadas a la adquisición de viviendas, las del Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (Plan PIVE), las ayudas para compensar gastos escolares, para realizar determinadas mejoras en las viviendas (eficiencia energética, accesibilidad, etc.) o para compensar determinados gastos relacionados con la protección de la salud.

 

  • Los ingresos provenientes de ayudas se pueden considerar rendimiento de la actividad, siempre que el destino de la subvención recibida, se dirija al negocio y no al propio trabajador por cuenta propia. Ejemplos de este tipo de ayudas son por establecerse como autónomo, por la contratación de trabajadores, por inversiones o por desarrollos de I+D.

 

Además, dentro de las ayudas que se consideren rendimiento de la actividad debemos distinguir entre dos modalidades, ya que su tratamiento fiscal es diferente. Por un lado, las subvenciones corrientes son las que están dirigidas a compensar los gastos que implican la actividad económica, ejemplos son aquellas que promueven la contratación de empleados, la compra de consumibles o para ayudar con el consumo de la luz. Son un ingreso más en la actividad del negocio y se declaran íntegras el año en el que se reciben. Las destinadas a cubrir una inversión que realice un negocio sobre el inmovilizado, como puede ser la compra de maquinaria, vehículos para la empresa, equipos informáticos, etcétera, son las subvenciones capital. La declaración de estas subvenciones no puede ser exclusiva de un año, dado que debe ser acorde a la amortización del producto u objeto subvencionado.

 

Ahora bien, este amparo conlleva obligación y riesgo. Los trabajadores autónomos deben ser conscientes de que incluso una ayuda o subvención supondrá un desembolso llegado el momento de tributar. Una interrupción temporal, total o parcial del rendimiento económico a causa de un siniestro inesperado que afecte a sus ingresos puede resultar fatal para su negocio. Por este motivo resulta esencial que todo trabajador por cuenta propia cuente con la protección de un seguro de autónomos que incluya la cobertura de Pérdida de beneficios, también conocida como Lucro cesante. Esta garantía asegura la obtención de una indemnización en el caso de que sufra una pérdida de rendimiento económico que sí habría obtenido de no haberse producido el siniestro cubierto por el contrato. Si tienes alguna duda sobre esta cobertura, ponte en contacto con tu Correduría de confianza donde te asesorarán correctamente sobre las mejores opciones y los mejores precios de las pólizas para trabajadores autónomos.

 

Fuentes: Agencia Tributaria y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

LA NUEVA DECLARACIÓN DE LA RENTA PARA AUTÓNOMOS

Todos los años enviamos a nuestros clientes una relación de los seguros que tienen contratados con nuestra mediación, esta información resulta de utilidad especialmente para quien ejerce su actividad de forma autónoma porque les recuerda que tienen una obligación fiscal ineludible y además de un vistazo comprueban los importes abonados y aquellos que les permiten rebajar los impuestos. La anécdota de este año la protagonizó, hasta el momento, Jesús que estaba tan imbuido en su trabajo, después de algunos años de sequía, que al recibir la relación nos llamó muy contento porque estaba convencido de que pronto comenzaba el verano y se llevó una gran alegría al darse cuenta de que todavía estamos en abril. Esto del cambio climático nos altera sensorialmente…..

El colectivo de autónomos supone casi el 18% del total de los trabajadores de nuestro país y resulta decisivo en la prosperidad económica y en la creación de empleo; Llevan años reivindicando nuevas medidas que fomenten los proyectos emprendedores y logren equiparar sus derechos y obligaciones con las de los asalariados. Un claro ejemplo es la declaración de la renta, donde no se les aplican los mínimos exentos que tienen los trabajadores por cuenta ajena, de 22.000 euros si se tiene un solo pagador o 12.000 euros con más de uno. Debido a ello, por regla general todos los autónomos tienen que realizar la declaración de la renta, a no ser que se de el caso improbable de que hayan obtenido durante el ejercicio anterior unos ingresos inferiores a 1000 euros. Por otro lado, tampoco tienen la ayuda del borrador, ya que la información sobre los gastos que suponen su actividad no constan en ningún registro fiscal, ni tampoco si son deducibles o no. Si bien este documento puede ser solicitado por un trabajador autónomo, apenas les puede servir como referencia.

Sin embargo, este año se han introducido una serie de nuevas medidas que te interesará conocer si eres trabajador o trabajadora autónoma. A continuación te las explicamos:

  • La primera de ellas está relacionada con la maternidad y la paternidad, y es que si cobraste la baja por este motivo a lo largo de 2018 y te aplicaron retenciones de IRPF deberán devolverte ese dinero, ya que este tipo de retenciones han sido declaradas exentas de IRPF.
  • Por otro lado, si tus hijos menores de 3 años estuvieron matriculados en guarderías autorizadas podrás acceder a una devolución de hasta 1.000 euros sobre este concepto.
  • Si trabajas desde casa podrás deducir hasta un 30% del coste de los suministros del hogar (agua, gas, luz, teléfono e internet), sobre la superficie que haya sido declarada a Hacienda como espacio de trabajo objetivo. En concreto, en la campaña de este año podrán deducirse el porcentaje resultante de aplicar el 30% a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total.

Además, este año también podrás deducir algunos gastos por manutención en establecimientos de restauración y hostelería, siempre que pagues utilizando cualquier medio electrónico. El límite que puedes deducir es de 26,67 euros diarios en España y de 48,08 euros en el extranjero; aunque si tuvieras que pernoctar una noche como consecuencia del desplazamiento, estos límites aumentan hasta los 53,34 euros diarios en España y los 91,35 euros diarios en el extranjero.

El plazo de presentación del borrador a través de la vía telemática ha comenzado el 2 de abril, pero si optas por hacerlo de manera presencial deberás esperar hasta el 14 de mayo, en cualquier caso ten en cuenta que el 1 de julio se acaba el plazo para entregarlo. Además te aconsejamos que no esperes a los últimos días para hacer la declaración de la renta, puesto que pueden surgir problemas y dudas que no puedan resolverse a tiempo. Recuerda comprobar que los datos que tiene registrados Hacienda sean correctos, ya que tu mismo eres el último responsable de acreditar que la información proporcionada es la correcta. No olvides introducir todos los cambios producidos en 2018, si has tenido hijos debes hacerlo constar, si te has casado, entérate si te sale más a cuenta hacer la declaración conjunta o la individual.

Por último, pero por ello no menos importante, recuerda que por tener la característica de profesional, trabajador o trabajadora autónomo todas las primas de seguros relacionadas con la actividad que desarrollas desgravan en tu declaración de la renta. Seguros de accidentes, incendios, multirriesgo, de robo, de responsabilidad civil, de daños a mercancías o la de pérdida de beneficios, entre otros, rebajan significativamente la factura fiscal del IRPF. En el caso que tengas contratado un seguro médico podrás desgravar 500 euros por cada miembro de la familia (cónyuge o hijos menores de 25 años) incluido en la póliza. El límite se amplía a 1500 para las personas con discapacidad. Si tienes alguna duda sobre este tema, ponte en contacto con tu Correduría de confianza donde te asesorarán correctamente sobre las mejores opciones y los mejores precios de las pólizas disponibles en el mercado, además te informarán sobre qué programa se adapta mejor a tus necesidades, así como sobre sus ventajas fiscales.

 

Fuentes: boe.es, agenciatributaria.es, serautonomo.net y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,

¿ES POSIBLE SER AUTÓNOMO Y ASALARIADO AL MISMO TIEMPO?

¿ES POSIBLE SER AUTÓNOMO Y ASALARIADO AL MISMO TIEMPO?La situación del mercado laboral continúa siendo el principal de los problemas socioeconómicos de nuestro país, y por mucho que esta coyuntura nos preocupe, no parece tener demasiadas expectativas de mejora. El 2018 afianzó la precariedad laboral y el empobrecimiento de gran número de trabajadores, mientras nuestros dirigentes tanto a nivel estatal como autonómico no parecen hacer los esfuerzos necesarios para comenzar a poner fin a esta dramática situación, en buena medida provocada por la temporalidad de los contratos. No debemos olvidar que España es el miembro de la Unión Europea con la mayor proporción de trabajadores temporales, de los cuales solo el 8% conseguirá que su contrato temporal se acabe convirtiendo en indefinido, hecho que resulta tres veces más difícil que en el resto de los países de la Comunidad. Debido a estos motivos, no es de extrañar que cada vez más trabajadores asalariados se pregunten si existe la posibilidad de compaginar su actual actividad con la puesta en marcha de un proyecto laboral propio.

Si este es tu caso, debes saber que sí es compatible tener un contrato por cuenta ajena, y consiguientemente estar dado de alta en el Régimen General, y al mismo tiempo estar dado de alta en autónomos y ejercer profesional o empresarialmente otras actividades económicas por cuenta propia. Esta situación, en la que se realizan dos o más actividades laborales que obligan a cotizar en más de un Régimen de la Seguridad Social es denominada pluriactividad, y es un tipo de cotización que está contemplada en la Ley de Emprendedores del año 2013.

Ahora que tenemos claro que podemos trabajar en una empresa y al mismo tiempo poner en marcha nuestra propia idea de negocio, sea cual sea nuestra actividad a desarrollar, debemos tener en cuenta que será necesario regular nuestra nueva situación de pluriactividad. Para ello, es recomendable que previamente se lo comuniquemos tanto a la Agencia Tributaria como a la Seguridad Social, donde nos indicarán que una vez dados de alta en el régimen de autónomos (RETA) tendremos una doble obligación de tributar:

Por los ingresos recibidos como autónomo:

  • Deberemos abonar la cuota de autónomos mensualmente y entregar la autoliquidación del IVA de manera trimestral y anualmente.

Por los ingresos recibidos como asalariado:

  • Seguiremos cotizando a la Seguridad Social en el porcentaje que refleje nuestra nómina de acuerdo con nuestra jornada, salario y situación personal. La empresa para la que trabajamos seguirá siendo la encargada de realizar el descuento del tanto por ciento indicado para satisfacer el pago a la Seguridad Social.

En cuanto a la presentación de la Renta con pluriactividad, es importante saber que no deberemos presentar dos declaraciones separadas, sino solo una en la que para obtener la base imponible del IRPF tendremos que sumar los ingresos totales (los provenientes de nuestra actividad asalariada y los que provienen de nuestro trabajo por cuenta propia) y restar cotizaciones ya aportadas al sistema a través de los dos regímenes pertinentes. En los casos en que la suma de lo que se cotiza como asalariado y como autónomo alcance una cuantía igual o superior a 12.368,23 euros se tendrá derecho a una devolución del 50% del exceso, con el tope del 50% de las cuotas ingresadas en el Régimen Especial.

Además, la Ley de Emprendedores permite que los asalariados que se den de alta por primera vez como autónomos, se beneficien de unas bonificaciones en el pago de las cuotas mensuales:

Para los trabajadores contratados a jornada completa:

  • Primeros dieciocho meses de alta: hasta el 50% de la base mínima de cotización.

  • Segundos dieciocho meses de alta: hasta el 75% de la base mínima.

Para los trabajadores contratados a jornada parcial:

  • Primeros dieciocho meses de alta: hasta el 75% de la base mínima de cotización.

  • Segundos dieciocho meses de alta: hasta el 85% de la base mínima.

Conviene apuntar que estas bonificaciones, por pluriactividad son incompatibles con la tarifa plana de autónomos, por lo que nos veremos en la disyuntiva de elegir la que más nos convenga.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que uno de los mayores problemas que tiene la pluriactividad es que el trabajador que compatibilice el ser autónomo y asalariado se enfrentará a largas jornadas laborales, que muy posiblemente le producirán un aumento de la fatiga y el cansancio acumulado por exceso de horas de actividad, lo que incluso puede conllevarle problemas de salud. Es por ello que si estás planeando compaginar tu actual actividad con la puesta en marcha de un proyecto laboral propio, la posesión de un buen Seguro de autónomos que incluya una atención médica que se adapte a tus necesidades, y sea el perfecto complemento a la cobertura de la Seguridad Social en el caso de sufrir una incapacidad temporal te resultará imprescindible.

 

Fuentes: agenciatributaria.es, boe.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , , ,

NOVEDADES Y MEDIDAS DEL ACUERDO AUTÓNOMOS 2019

NOVEDADES Y MEDIDAS DEL ACUERDO AUTÓNOMOS 2019Representan el 17,25% del total de los trabajadores dados de alta en la Seguridad Social en nuestro país, han sido decisivos en la recuperación económica y son una pieza fundamental para la creación de empleo. Estamos hablando de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, un colectivo en continua lucha por conseguir nuevas medidas que fomenten los proyectos emprendedores y lograr equiparar sus prestaciones con la de los asalariados. Aunque casi ha pasado un año desde la entrada en vigor de la nueva ley de Reformas urgentes del Trabajo Autónomo, muchas de sus disposiciones han resultado ser insuficientes para la mejora de las condiciones de esta comunidad, e incluso algunas de ellas no se han llevado a cabo a día de hoy.

Con el objetivo de transmitir estas reivindicaciones al actual gobierno, el movimiento de apoyo al desarrollo de pequeños empresarios, autónomos y profesionales #YaSomosFuturo mantuvo un encuentro el pasado martes 27 de noviembre con Magdalena Valerio, Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Casi todas las cuestiones tratadas se centraron en el Acuerdo de Autónomos 2019, que se encuentra en la actualidad sobre la Mesa de Diálogo Social para su estudio, y en discutir cuáles deben de ser las medidas fundamentales que posibiliten un entendimiento entre las principales asociaciones de autónomos (ATA, UPTA y CEAT) y el Ministerio de Trabajo.

Tras la reunión, la ministra Valerio ha mostrado su satisfacción por los avances conseguidos, y ha destacado los siguientes puntos alcanzados vía consenso:

  • La universalización de la cobertura de contingencias profesionales, tanto debidas a enfermedad como las relacionadas con un accidente. Todos los autónomos estarán cubiertos, y no deberán pagar un plus por esta garantía.
  • La simplificación de la tramitación del cese de actividad, con el objetivo de evitar que el proceso sea tan complejo como en la actualidad, lo que provoca que gran número de las solicitudes acaben siendo denegadas. Además, cada vez que sea solicitada la prestación por cese de actividad se creará una comisión formada por un representante de la Mutua, un representante del autónomo afectado y un responsable de la Seguridad Social que estudiará el caso concreto, y emitirá un criterio perceptivo y vinculante.
  • Se dará cobertura a los autónomos con discapacidad sobrevenida, por accidente, enfermedad, o cualquier otra causa. En la actualidad, solo si previamente al inicio de la actividad era reconocida la incapacidad del 33%, o más, se tiene derecho al acceso a determinadas bonificaciones.
  • Las Mutuas, con la colaboración del gobierno, pondrán en marcha programas de formación y prevención de riesgos laborales específicos para los trabajadores autónomos.
  • Las cotizaciones por bajas temporales serán realizadas por la propia Seguridad Social a partir del segundo mes de situación de baja, y serán abonadas con cargo a los ingresos que se obtienen por cuotas percibidas en conceptos de cese de actividad.

A pesar de que estas medidas suponen un avance en los derechos de los trabajadores autónomos, hay que puntualizar que todas ellas quedan vinculadas a una subida del 1,25% de la base de cotización en el año 2019, lo que supondrá un aumento en la cuota mensual de aproximadamente 6 euros.

Quedan muchos pasos por dar para conseguir que los trabajadores autónomos dejen de ser un colectivo desprotegido y vulnerable. La simple posibilidad de sufrir una enfermedad o un accidente puede suponer al trabajador por cuenta propia un considerable varapalo económico, debido a verse en la obligación de seguir haciendo frente al pago de la cuota mensual de autónomos establecida en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). El seguro privado aporta soluciones de forma unitaria o mediante la protección integral que brinda un programa de Seguros para cada autónomo, a satisfacción de cada necesidad personal o familiar, y que sirva como complemento a la cobertura de la Seguridad Social. Si eres trabajador autónomo, acude a tu Correduría de confianza donde te asesorarán correctamente sobre las mejores opciones y los mejores precios de las pólizas disponibles en el mercado, y te informarán sobre qué programa se adapta mejor a tus necesidades, así como sobre sus ventajas fiscales.

 

Fuentes: elpais.com y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , , , ,

RESPONSABILIDAD Y SEGURO EN ACCIDENTES DE TRABAJO

RESPONSABILIDAD Y SEGURO EN ACCIDENTES DE TRABAJOEl empresario responde de la salud de sus trabajadores y éste riesgo es fácilmente asegurable. Saber cómo y la cuantía es tarea de profesionales. La Ley General de la Seguridad Social define en su artículo 156 el concepto de accidente de trabajo como “toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”. En España, el sector con más porcentaje de accidentes es el de servicios, debido a que es el que posee más ocupación, seguido de cerca por los de construcción, industria y agricultura. Estos últimos son los que registran un mayor número de siniestros graves e incluso mortales, debido al uso de maquinarias pesadas y peligrosas que aumentan el riesgo de sufrir un accidente causado por atrapamiento o aplastamiento.

Para lograr proteger al trabajador de los riesgos que se derivan del desempeño de su labor, es imprescindible que la empresa cuente con una adecuada pólitica en Prevención de Riesgos Laborales, que logre evitar o minimizar las causas de los accidentes y de las enfermedades derivadas del trabajo. El empresario debe comprometerse a conseguir que todos los espacios de trabajo sean lo más seguros posibles, sin dejar de lado oficinas ni lugares comunes, donde cada año se producen multitud de siniestros originados por caídas, golpes o electrocución.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales fija la obligación de que la empresa disponga de unos determinados medios destinados a prestar los primeros auxilios en caso de accidente leve de un trabajador. Esto incluye la información y formación de personal responsable de administrar los primeros auxilios, y la necesidad de disponer de un botiquín. Si la empresa cuenta con más de 50 trabajadores (o más de 25 si la actividad que desarrolla es considerada peligrosa), deberá contar necesariamente con un local destinado a los primeros auxilios y otras posibles atenciones sanitarias.

En el caso de que se produzca un accidente grave, la empresa debe seguir los pasos establecidos en su plan de emergencia para accidentes, en el cual se describen el conjunto de medios y los procedimientos de actuación que se deben llevar a cabo, entre los cuales cabe destacar los siguientes:

  • La primera medida es la atención al herido, teniendo en cuenta que los primeros auxilios siempre deben ser aplicados por una persona que haya seguido un periodo de aprendizaje y entrenamiento que le permita valorar correctamente los daños sufridos por el trabajador accidentado y aplicar los cuidados adecuados de la forma correcta.
  • De forma inmediata hay que llamar a una ambulancia para que el accidentado sea trasladado al centro de salud de la mutua más cercano, junto con el volante de asistencia médica que debe facilitar la empresa.
  • Si la necesidad médica fuera urgente y el centro de salud de la mutua estuviera cerrado o lejos, se debe contactar con el 112 o trasladar al herido al centro de salud más cercano. De cualquier forma, es necesario indicar que se trata de un accidente laboral.

Cuando uno de sus trabajadores ha sufrido un accidente, la empresa debe elaborar un informe o parte de accidente donde consten los datos del trabajador accidentado, el nombre de la empresa para la que trabaja, una descripción del accidente y datos de los posibles testigos. Si ha acudido la policía al lugar del accidente, también sería conveniente una copia del atestado que haya realizado.

Normalmente, cuando el accidente es de gravedad, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) suele abrir una investigación para determinar sus causas y posibles responsabilidades. En el caso de que quede demostrado que la empresa no cumplió alguna de las medidas de seguridad y prevención establecidas por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, será obligada a cumplir sus obligaciones en materia de seguridad y podrá ser sancionada con multas que podrían ascender la los 820.000 euros si se trata de una falta muy grave de nivel máximo. En los casos en que la causa del accidente haya sido motivada por omisiones, actuaciones negligentes del empresario o por actuaciones que no se adecuan al seguimiento estricto de las normas de obligado cumplimiento por parte de la empresa, el trabajador afectado, o sus familiares en caso de fallecimiento, tienen el derecho a recibir una indemnización por daños. Es por ello que, aunque las pólizas de Responsabilidad Civil Patronal no son obligatorias por ley, su contratación resulta imprescindible para cualquier empresa. Si aun no dispones de esta cobertura, no esperes e infórmate en tu correduría de confianza sobre que seguro es el que mejor se adapta a las características y riesgos de tu negocio.

 

Fuentes: boe.es, empleo.gob.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

LOS RIESGOS LABORALES, PREVENCIÓN Y SEGUROS

LOS RIESGOS LABORALES, PREVENCIÓN Y SEGUROSEl 27 por ciento de los contratos de trabajo en España son temporales, dato que no supera ningún otro país europeo y que se perfila como una de las principales causas del aumento de la siniestralidad laboral, junto con la precariedad de los sueldos y las malas condiciones laborales. En el 2017 se registraron 60.000 accidentes laborales, superando en un 15 por ciento a los ocurridos en el año anterior, lo que indica la existencia de una fractura en la cultura preventiva que tan básica y necesaria considera la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Dicha norma, que entró en vigor en el año 1995, tiene por objetivo promover la seguridad y la salud de los trabajadores, mediante la información, la consulta y la formación en materia preventiva, y el deber del empresario y de las Administraciones Públicas de tomar las medidas necesarias para intentar minimizar los riegos derivados del trabajo. Bueno es saber que la responsabilidad por accidentes de trabajo, también denominada patronal, se puede asegurar en los contratos de seguro multirriesgo y responsabilidad civil.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece dos sistemas esenciales para la planificación de una actividad preventiva, el primero de ellos es el denominado Plan de prevención de riesgos laborales. La empresa tiene la obligación de realizar un documento donde deben reflejarse aspectos tales como la actividad productiva, el número de trabajadores, las funciones y responsabilidades que asume cada uno de sus niveles jerárquicos, y la política, los objetivos y metas que en materia preventiva pretende alcanzar. El plan deberá estar tanto a disposición de la autoridad laboral y de las autoridades sanitarias como de los representantes de los trabajadores.

La segunda herramienta que la ley fija como necesaria es la conocida como Evaluación de riesgos, un proceso dirigido a identificar los elementos peligrosos, los trabajadores expuestos y la magnitud de los riesgos. En particular, se tomarán en consideración las características de los locales y las instalaciones, los equipos de trabajo existentes y los agentes químicos, físicos y biológicos presentes o empleados en el trabajo. También deberá tenerse en cuenta la posibilidad de que el trabajador sea especialmente sensible, por sus características personales o discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales, a distintos factores. La evaluación ha de realizarse por personal técnico competente, y tras finalizar el proceso deberá documentarse el resultado de la evaluación.

Una vez conocidos los riesgos asociados al puesto de trabajo, se deben implantar de inmediato tanto los protocolos de actuación en caso de emergencia como las medidas preventivas fijadas por la empresa para poder evitarlos, entre las cuales suelen encontrase las siguientes:

  • Equipos de protección que ayudan a prevenir el riesgo de lesión en el trabajo como por ejemplo tapones para los oídos, orejeras, cascos, gafas de seguridad, guantes, máscaras, etc.

 

  • Paneles de Información e instrucciones para el uso de maquinaria y equipos de trabajo.

 

  • Planes de certificación y mantenimiento de todos los elementos presentes en el lugar de trabajo, ya sean ascensores, extintores, equipos de aire acondicionado, etc.

 

  • Cursos de Formación relacionados con aspectos de seguridad, salud e higiene laboral.

 

Aunque algunos trabajos están expuestos a un mayor riesgo de sufrir un accidente, ninguno está fuera de peligro de padecer un percance. El estrés laboral y las lesiones causadas por las nuevas tecnologías son patologías que pueden llegar a ser invalidantes y que causan gran cantidad de bajas laborales. Evitar las prisas, programar las tareas, respetar los descansos y corregir las posturas inadecuadas frente al ordenador son ,en la actualidad, medidas de prevención laboral necesarias.

Por último, conviene subrayar que los autónomos con trabajadores a su cargo tienen la obligación de implantar en su negocio la PRL, y por lo tanto de aplicar las medidas necesarias en materia de prevención de riesgos laborales y conocer cuáles son todas sus obligaciones legales al respecto. Ante la complejidad normativa y las elevadas multas, es conveniente que contraten a una empresa especializada en la implantación de programas de prevención de riesgos laborales y un Seguro de autónomos que les brinde una protección integral.

 

Fuentes: empleo.gob.es y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , , ,

SISTEMAS INTELIGENTES DE TRANSPORTES (ITS)

SISTEMAS INTELIGENTES DE TRANSPORTES¿Sabías que los habitantes de Madrid pasan de media 42 horas al año atrapados en un atasco? La capital lidera el ranking de ciudades en la que los conductores pierden más tiempo en colapsos circulatorios, pero en el resto de España los datos no dejan de ser preocupantes, y claros ejemplos de ello son Barcelona donde se pierden 28 horas en embotellamientos y Valencia donde se alcanzan las 26 horas anuales. Por si ésto fuera poco, estas cifras tienden a incrementarse alarmantemente, debido a causas como el aumento de número de vehículos por habitante, el repunte de los movimientos de acceso y salida de las ciudades y la escasez de estacionamientos.

Todos conocemos que la masificación de la circulación en las grandes urbes constituye un grave problema para la salud pública y que la polución atmosférica es la responsable de un gran número de enfermedades respiratorias y cardíacas en nuestros país, obligando a muchos ayuntamientos a llevar a cabo protocolos de anticontaminación, reduciendo el tráfico y prohibiendo la circulación de los vehículos más contaminantes. Sin embargo, algo que solemos pasar por alto es que los atascos también representan un grave riesgo económico para las empresas, ya que el transporte de bienes y servicios se ve resentido. El gasto en transportes o mensajería se dispara, debido a que las mercancías pasan más tiempo en trayecto, incrementándose el consumo de combustible, y ralentizando los pedidos y las entregas.

Una posible solución para esta problemática sanitaria, medioambiental y económica viene de la mano de las nuevas tecnologías, más concretamente de la telemática, que mediante el “Internet de las cosas” nos propone la implantación de Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS), un conjunto de aplicaciones informáticas y sistemas tecnológicos que tienen el objetivo de mejorar la seguridad y eficiencia en el transporte terrestre. Estos sistemas obtienen la información de los diferentes elementos de interés de las carreteras, que una vez procesada y analizada, se utiliza para mejorar tanto el tráfico como la comodidad en los desplazamientos. Los sistemas ITS utilizan tecnologías de información y control muy parecidas a las que todos empleamos al acceder a Internet o al usar teléfonos móviles. Los datos son adquiridos de diferentes dispositivos (estaciones meteorológicas, anemómetros, espiras, radares, detectores infrarrojos e incluso análisis de imágenes de TV), procesados para aportarles valor informativo y enviados a los terminales de los usuarios. El manejo e interpretación de los datos incide directamente en el resultado económico, de ahí que surjan nuevos riesgos de responsabilidad civil profesional.

Muchos de estos sistemas ITS en la actualidad ya son de uso generalizado. Un claro ejemplo es el Sistema de Posicionamiento Global, más conocido como GPS. Desarrollado originalmente por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, ha tenido numerosas aplicaciones desde que su uso civil fue permitido, consiguiendo revolucionar el sector de las empresas de transportes. Hablamos, por ejemplo, de los Sistemas ITS de control de flotas, que se han convertido en un recurso indispensable para la gestión y optimización del trabajo y los vehículos en cualquier empresa, ya que permiten conocer en tiempo real la información sobre situación, velocidad y tráfico, procesar dichos datos y elaborar estrategias más eficientes que den como resultado un ahorro en costes tanto laborales como en combustible y consumibles de los vehículos, así como una mayor seguridad para sus conductores.

Contar con sistemas ITS que proporcionen una información centralizada sobre todo tipo de variables, como en qué punto exacto se encuentra cada vehículo y en qué condiciones se encuentran las vías, ayuda a las empresas de transportes a conseguir un servicio más eficaz y seguro, pero nunca hay que perder de vista que los riesgos en la carretera son numerosos y a veces impredecibles, por lo cual resulta imprescindible estar cubierto por un Seguro de transportes que dé cobertura a los posibles daños materiales que puedan sufrir las mercancías. La mejor opción es siempre contar con el apoyo de una Correduría de Seguros que se encargue de ofrecer la póliza que responda a todos los riesgos, al mejor precio del mercado.

Fuentes: fomento.gob.es, wikipedia.org y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,