RSS

Archivo de la categoría: responsabilidad medioambiental

EL URBANISMO ECOLÓGICO

EL URBANISMO ECOLÓGICOEn la actualidad más del 50 por ciento de la población mundial vive en grandes ciudades, y se prevé que en el año 2050 este porcentaje alcance ya al 70 por ciento, lo que convierte al crecimiento urbanístico en un reto que gobiernos y empresas constructoras han de afrontar de una manera razonable y sostenible. Un rápido aumento en la concentración de personas, activos físicos, y actividades económicas puede traer consigo múltiples riesgos, que podrían perjudicar a la estabilidad social o a la infraestructura crítica, así como provocar potenciales crisis de agua y propagación de enfermedades. Para disminuir los efectos negativos de la urbanización rápida y no planificada es necesario comenzar a aplicar un modelo urbanístico alternativo, que trate de obtener los beneficios económicos, culturales y sociales del crecimiento demográfico apostando por un tipo de ciudad bien administrada, que sea tan eficiente como efectiva y al mismo tiempo reduzca su impacto en el medio ambiente.

El urbanismo ecológico o ecourbanismo busca la planificación y gestión de ciudades sostenibles según las características de su emplazamiento y de las posibilidades respecto a la habitabilidad y la eficiencia urbanística, teniendo siempre presente el respeto al medio ambiente. Para ello resulta primordial la construcción de edificios sostenibles, que aprovechen al máximo las energías renovables (solar, térmica o biomasa), así como el consumo de agua y la gestión de residuos. Otros aspectos importantes que contempla este tipo de urbanismo son la movilidad interna de la urbe, a fin de evitar la contaminación sonora, visual y tóxica y el adecuado tratamiento de los espacios públicos, considerándolos agentes capaces de variar el microclima urbano.

El ecourbanismo mantiene la premisa de que la felicidad de los ciudadanos tiene mucho que ver con la calidad de un buen diseño urbanístico, y por ello busca crear un ambiente idóneo para que los habitantes aprovechen al máximo las bondades del entorno. Por ello le dan protagonismo a la presencia de parques y bosques urbanos en las ciudades, que permitan disponer de espacios para la educación a favor del medio y a la vez mantener la vida silvestre, que contribuye al reequilibrio emocional de las personas.

Está en manos de las empresas de construcción el uso de criterios de sostenibilidad, que solo se podrán llevar a cabo adoptando diseños y tecnologías que permitan reducir el derroche de materiales y energía actual, pero que además eviten los focos de contaminación y contribuyan a la salud física y emotiva de sus habitantes. Ésto sólo se podrá llevar a cabo tomando las siguientes medidas:

  • Utilizando criterios, técnicas y herramientas para el análisis y síntesis de procesos eco-eficientes. Las infraestructuras tienen que acompañar a los nuevos espacios.
  • Diseñando indicadores e instrumentos de control de la gestión ambiental.
  • Desarrollando y aplicando herramientas para la valoración del ciclo de vida de los productos.
  • Teniendo total conocimiento del consumo energético y del comportamiento térmico-acústico de los materiales de construcción.
  • Analizando el posible impacto de la construcción con su entorno. Se acabó el “cualquier lugar vale”
  • Eliminando correctamente los residuos de la construcción.
  • Estableciendo medidas para el mantenimiento y conservación de las construcciones. El seguro ofrece soluciones de mantenimiento en los edificios como valor añadido a la cobertura de los riesgos.

El término bioconstrucción empieza a brotar con fuerza entre los círculos especializados del sector y cada vez surgen más empresas que se especializan en construir cumpliendo con los requisitos ambientales y de sostenibilidad. Aprovechar un hueco en un mercado cada vez más en auge como es el ecológico es una gran oportunidad que toda empresa de la construcción debe considerar, y para ello le resultará imprescindible contar con un Seguro de Responsabilidad Civil y a su vez un Seguro de Responsabilidad Medioambiental. Si deseas más información sobre seguros de empresas, saber cuáles son obligatorios y cuáles recomendables, no dudes en contactar con José Silva Correduría de Seguros, son especialistas y resolverán todas tus dudas.

 

Fuentes: bcnecologia.net y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

RESPONSABILIDAD POR DAÑO MEDIOAMBIENTAL

RESPONSABILIDAD POR DAÑO MEDIOAMBIENTALEl siglo XXI cuenta ya con 16 de los 17 años más calurosos desde que existe el registro de temperaturas; la concentración de los tres principales gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano y oxido nitroso) alcanzó nuevos máximos en 2017; el nivel de los océanos sigue subiendo y el volumen de sequías, incendios forestales, inundaciones y huracanes debidos a las alteraciones del clima se ha duplicado. Es por ello que además de aplicar las políticas y acciones colectivas destinadas a sensibilizar a la población mundial en materia de sostenibilidad y medio ambiente, las empresas y su impacto en la naturaleza deben convertirse en una pieza clave e indispensable a la hora de actuar contra el temido cambio climático. Con el fin de prevenir, evitar y reparar los daños medioambientales que ciudadanos o empresas puedan causar en el entorno, en España se aprobó en el año 2007 la Ley de Responsabilidad Medioambiental. En ella se establecen las medidas necesarias para prevenir los daños medioambientales, la obligación de devolver los recursos naturales al estado en el que se encontraban previamente en caso de ser dañados, así como las cuantías de sanciones, multas e indemnizaciones.

Pero la Responsabilidad Medioambiental, además de ser un deber legal para las empresas, puede convertirse en una estrategia de gestión que mejore su eficiencia e incluso sus beneficios, si se preocupan en aplicar las siguientes medidas básicas:

  • Es crucial la presencia y el compromiso de la dirección para incorporar medidas que eviten o mengüen el impacto de la actividad en el medio ambiente.
  • Realizar un diagnóstico medioambiental para conocer e interpretar el impacto de la empresa en el medio ambiente. Es decisivo.
  • Fijar un plan de gestión ambiental donde se definan los objetivos que quiere alcanzar la empresa en materia medioambiental.
  • Realizar un programa de acción que englobe las actuaciones que la empresa llevará a cabo para garantizar la protección del medio ambiente.
  • Crear documentos con la evaluación y rendición de cuentas donde se debe medir y valorar si las acciones llevadas a cabo están teniendo o han tenido algún tipo de repercusión.
  • El uso de canales de comunicación debe estar dirigido a comunicar los objetivos, actuaciones y logros corporativos, como a recibir las peticiones y reclamaciones de los posibles colectivos afectados.

Desgraciadamente, aunque se sigan correctamente todas las políticas de prevención medioambiental, siempre cabe la posibilidad de que ocurra un accidente. En este caso además de enfrentarse a la citada Responsabilidad Medioambiental, cuyo principio es “quien contamina, paga” y tener el deber de restituir el hábitat dañado a su estado inicial, la empresa podría concurrir en un caso de Responsabilidad Civil y estar obligada a indemnizar económicamente a los posibles damnificados de una emergencia medioambiental.

Como existe la posibilidad de que una empresa que tenga una emergencia medioambiental pueda ser requerida a responder vía Responsabilidad Civil o Medioambiental, es conveniente que disponga tanto de un Seguro de Responsabilidad Civil como de un Seguro de Responsabilidad Medioambiental que incluya coberturas tales como: costes de subsanación propios, costes de subsanación impuestos, responsabilidad legal, responsabilidad derivada del transporte, interrupción de la actividad de negocio (lucro cesante) a consecuencia de una situación de contaminación, costes de prevención. La responsabilidad por contaminación accidental que suelen incorporar algunos seguros multirriesgo de empresa y negocios no ampara las coberturas medioambientales.

Si estás interesado en un seguro de este tipo o deseas tener más información no dudes en contactarnos en la Correduría de Seguros JOSÉ SILVA.

Fuentes: mapama.gob.es, boe.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

La Responsabilidad Ambiental, ¿cómo afecta a mi empresa?

responsabilidad ambiental¿Qué es realmente la Responsabilidad Ambiental?

La responsabilidad medio ambiental es la que obliga a las empresas europeas a restituir o mantener el hábitat a su estado básico o inicial.
Antes, los accidentes medioambientales producidos por un operador eran sancionados y a través de los importes de estas sanciones, y de las pólizas de responsabilidad civil que tenían suscritas las empresas, las Administraciones públicas intentaban restituir el hábitat a su estado inicial o anterior al accidente.

Sin embargo, hoy en día la ley responsabiliza al propio operador de la reparación del medio natural.

Una empresa que tenga una emergencia medioambiental puede ser requerida a responder vía Responsabilidad Civil o vía Responsabilidad Medioambiental, por eso es conveniente que disponga tanto de un Seguro de Responsabilidad Civil como de una Garantía Financiera Medioambiental.

¿A qué empresas afecta esta Responsabilidad Ambiental?

En principio esta Ley afecta a todas las empresas, no obstante, sólo algunas actividades están obligadas a realizar un Análisis de riesgos ambientales y suscribir, si procede, una garantía financiera:

  • Aquellas que necesiten Autorización Ambiental Integrada
  • Las empresas que trabajen con Sustancias Peligrosas
  • Actividades de transporte de Mercancías Peligrosas
  • Actividades con Residuos
  • Empresas que capten o viertan aguas
  • Empresas que utilicen o transporten microorganismos modificados genéticamente

¿Y cómo nos aseguramos de que este operador sea capaz de asumir su responsabilidad de reparar el hábitat tras una contaminación generada por su actividad en una situación de emergencia?

Algunos estados europeos como España y Portugal han decidido obligar a los operadores a realizar un análisis de riesgos medio ambientales, a verificarlo a través de un verificador autorizado, y a suscribir una garantía financiera por el importe resultante de este análisis.

Un análisis de riesgos medioambientales de una empresa es complejo de elaborar, y por ello deben usarse instrumentos de simplificación, como las guías metodológicas, los MIRATs o los modelos de informe de riesgos ambientales territoriales.

Entonces, ¿qué deben hacer las empresas?

  1. Realizar un Análisis de Riesgos Medioambientales y verificarlo a través de un verificador acreditado.
  2. Si la cuantía resultante de este Análisis de Riesgos Medioambientales es:

Menor de 300.000€ – El operador queda exento y no debe hacer nada.

Entre 300.000 y 2.000.000€ – Si el operador dispone de una certificación ISO 14.000 o EMAS queda exento y no debe hacer nada. Si no tiene estas certificaciones, el operador debe suscribir una Garantía Financiera por el importe resultante del Análisis de Riesgos medioambientales.

Más de 2.000.000€ – El operador debe suscribir una Garantía Financiera por el importe resultante en el Análisis de Riesgos medioambientales.

  1. Aplicar medidas de mitigación del riesgo ambiental y revisar periódicamente el Análisis de Riesgos ambientales conforme vaya disminuyendo el riesgo.

¿Qué es la Garantía Financiera exactamente?

Un instrumento que permite a la empresa hacer frente a su Responsabilidad Medioambiental de restituir el medio natural a su estado de origen tras una emergencia ambiental.

La Garantía Financiera obligatoria se calcula a partir del Análisis de Riesgos Medioambientales debidamente verificado por un Verificador acreditado, y como máximo será de 20.000.000 €.

Puede tener las siguientes formas:

  1. Una Póliza de Seguro específica para la Responsabilidad Medioambiental según Ley 26/2007
    2. Un Aval concedido por alguna Entidad financiera autorizada a operar en España
    3. Una Reserva Técnica mediante la dotación de un fondo «ad hoc» con materialización en inversiones financieras respaldadas por el sector público

Conclusiones

Por todos estos motivos es conveniente para las empresas contar con un Seguro de Responsabilidad Civil y a su vez un Seguro de Responsabilidad Medioambiental. Si lo deseas puedes ponerte en contacto con nosotros para recibir más información sobre ambos, estaremos encantados de atenderte. Salvo excepciones, ningún seguro multirriesgo de empresa ofrece cobertura para los riesgos medioambientales regulados por la Ley 26/2007 de 23 de octubre , publicada en el BOE del 24/10/2007 que entró en vigor al día siguiente.

Fuente: aitec-intl.com y elaboración propia.

 

Etiquetas: , ,

El “lavado verde”, o acciones de marketing engañosas para simular buenas prácticas ambientales

greenwashing-lavado-verdeLas empresas deben invertir cuantiosos recursos y tiempo, así como asumir riesgos para ser “verdes”, por eso muchas optan por el “lavado verde”, también conocido como Greenwashing, que consiste en consumir tiempo y dinero en acciones de marketing para relacionarse con las buenas prácticas ambientales en lugar de realizar prácticas de negocios que minimicen los impactos ambientales negativos.

Pero la práctica del lavado verde puede llevar a una empresa al deterioro de su reputación, y tener que invertir entonces más recursos y tiempo para recuperarla. Así fue el caso de la empresa Volkswagen, la cual protagonizó un gran escándalo al hacerse público que había manipulado un programa informático para falsificar las emisiones contaminantes de 11 millones de coches en todo el mundo.

Tipos de lavado verde

Greenpeace señala cuatro tipos de esta práctica:

  • Negocio sucio: Empresas que promueven un programa o producto ecológico pero cuya actividad principal es contaminante o insostenible.
  • Fanfarronadas publicitarias: El uso de anuncios y campañas para exagerar un logro ecológico y desviar la atención de los problemas medioambientales de la empresa.
  • Doble juego: Algunas empresas se jactan de su compromiso ecológico al tiempo que, entre bambalinas, presionan en contra de la aprobación de leyes y regulaciones de protección del medio ambiente.
  • Fingir buena voluntad: Cuando una empresa se ha visto obligada por ley a realizar cambios pero sostiene que lo ha hecho proactiva o voluntariamente.

Recordemos que las Directivas de Prácticas Comerciales Desleales (Directiva 2005/29/CE) y Publicidad Engañosa (Directiva 2006/114/CE), así como la Ley 29/2009, por la que se modifica el régimen legal de la competencia desleal y de la publicidad para la mejora de la protección de los consumidores y usuarios, dedican apartados específicos a las declaraciones ecológicas y los compromisos medioambientales engañosos. Y este tipo de prácticas pueden ser objeto de acciones legales.

En definitiva, realizar estas prácticas comerciales engañosas es una actividad que entraña un riesgo y merece la pena tomárselo en serio buscando la sostenibilidad real y no la apariencia, y partiendo siempre de la estabilidad y asesoramiento que nos ofrece un seguro de responsabilidad medioambiental que se adapte a la actividad y necesidades de la empresa.

Fuente: comunicarseweb.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

El Riesgo Medioambiental. En breve se abrirá el plazo para que las empresas calculen y declaren el importe de sus riesgos ambientales.

riesgo medioambiental empresasEsta nueva obligación es desconocida en nuestro país, hasta el punto de confundir el riesgo medioambiental con la contaminación accidental. La Administración tampoco ha invertido mucho para formar y concienciar al ciudadano sobre los riesgos medioambientales. El número de empresas en España que deben calcular el importe de sus riesgos ambientales está alrededor de 10.000, y tendrán uno o dos años de plazo para presentarlos a la Administración y contratar una garantía financiera para cubrirlos. El plazo para hacerlo se abrirá cuando se publique una Orden Ministerial que reglamenta la aplicación del Real Decreto 183/2015 y la Ley 26/2007, de responsabilidad medioambiental, reformada en julio del año pasado. Esta Orden está en tramitación y se espera que aparezca publicada en el BOE en las próximas semanas.

Las empresas afectadas, grandes y pequeñas, tendrán que elaborar detallados mapas de riesgos que identifiquen los sucesos iniciadores de desastres ambientales,  las variables que influyan en ellos desde la distribución, la tipología y la calidad de su equipamiento, hasta la probabilidad de que éste falle y el análisis de todos los procesos que allí tengan lugar.

También habrá que tener en cuenta las particularidades de la ubicación, ya que las consecuencias son diferentes si se encuentran dentro de un gran polígono industrial o junto a un paraje protegido o en la costa. Algunas Comunidades de Propietarios tienen riesgo potencial de responsabilidad medioambiental y contaminación accidental.

Una vez identificados todos los escenarios se calculará su Índice de Daño Medioambiental de acuerdo con una fórmula matemática recogida en la legislación que permite cuantificar el coste total de reparar los impactos ambientales de cada uno.

Tras la valoración monetaria de los escenarios se seleccionará el que sea más barato y agrupe el 95% del riesgo total. Sobre él, las empresas están obligadas a presentar una garantía financiera,  capaz de reparar teóricamente el daño en caso de accidente. No es obligatoria si los posibles daños son menores de 300.000 euros, o hasta 2 millones si se dispone de un sistema de gestión ambiental certificado con la ISO 14.001 (norma internacionalmente aceptada que expresa cómo establecer un Sistema de Gestión Ambiental efectivo) o un EMAS (normativa voluntaria de la Unión Europea que reconoce a aquellas organizaciones que han implantado un Sistema de Gestión Medioambiental). El límite máximo de la garantía es de 20 millones.

Para hacer frente a la responsabilidad medioambiental inherente a la actividad o actividades que desarrollen, las empresas deberán disponer de una garantía financiera mediante alguna de éstas tres modalidades: un seguro de responsabilidad medioambiental suscrito con una entidad aseguradora autorizada para operar en España, aval bancario y/o reserva técnica.

Los tres instrumentos previstos podrán ser alternativos o complementarios entre sí, tanto en su cuantía como en los hechos garantizados, pudiéndose utilizar una fórmula mixta; por ejemplo, cubrir una parte de la garantía con una póliza de seguro y otra parte con un aval. El seguro parece la fórmula más práctica y lógica, no obstante por el impacto que puede suponer en la empresa precisará del adecuado asesoramiento profesional de una Correduría de Seguros.

Fuente: eleconomista.es, Ley de Responsabilidad Medioambiental y elaboración propia

 

Etiquetas: ,

La modificación de la Ley de Responsabilidad Medioambiental aclara la exigencia de la garantía financiera

responsabilidad medioambientalHace unos días el BOE publicó una modificación de la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental, enfocada a reforzar su vertiente preventiva, simplificar y mejorar la aplicación del marco normativo, y racionalizar la exigencia de garantía financiera sólo a aquellas actividades que tienen mayor incidencia ambiental.

La Ley 26/2007 estableció un régimen administrativo para la prevención, evitación y reparación de los daños medioambientales,  previendo que los operadores que puedan ocasionar este tipo de daños adopten las medidas necesarias para prevenirlos o, en el caso de que ya se hayan producido, devolver los recursos naturales dañados al estado en el que se encontraban. Esta modificación pretende adaptar la garantía financiera exigida por aquella Ley a los índices de peligrosidad y accidentalidad de cada empresa.

Una de las principales modificaciones intenta reforzar los aspectos preventivos de la Ley, impulsando el uso de los análisis de riesgos medioambientales entre operadores de actividades susceptibles de ocasionar daños medioambientales, que será fomentado por las autoridades competentes. Prevenir es ahorrar.

Por otro lado, mediante esta modificación serán los operadores obligados a constituir una garantía financiera quienes determinen la cuantía de la misma, a partir de la realización del análisis de riesgos medioambientales de su actividad, lo que simplificará y agilizará el procedimiento de constitución de la garantía. También se incluyen modificaciones en los criterios de exención a la constitución de garantía financiera, que serán el escaso potencial de generar daños medioambientales y el bajo nivel de accidentalidad de las actividades.

Además, se amplían los sujetos garantizados por la garantía financiera, alcanzando a los titulares de las instalaciones en las que se realice la actividad que pueda ocasionar los daños medioambientales.

Por último, se adaptan las disposiciones relativas al Fondo de Compensación de daños medioambientales, que actualmente consiste en un sistema de liquidación de entidades aseguradoras en situación de insolvencia, que es gestionado por el Consorcio de Compensación de Seguros. Se suprime el fondo por insolvencia, y se mantiene el que se destina a prolongar la cobertura del seguro para los daños ocurridos durante la vigencia de la póliza pero con  manifestación diferida. Los ciudadanos somos más sensibles al cuidado del medioambiente y las empresas tienen que tomar conciencia de que el que causa un daño paga por ello, atrás quedan los tiempos en que se podía ocultar información, hoy las redes sociales propagan las noticias como la pólvora seca, por tanto es necesario prevenir el riesgo medioambiental y asegurar sus posibles consecuencias, la ley matiza pero al mismo tiempo obliga.

El hombre, la Revolución Industrial y la tecnología causan daño al medioambiente por el uso de esteres, alcoholes, insecticidas, petróleo, detergentes, alimentos transgénicos, aldehídos, tabaco. Aunque el ser humano aparece muy tarde en el planeta Tierra ha sido capaz de modificar el medioambiente, por eso nos enfrentamos a peligros que afectan al ajuste ecológico. Ya en el siglo XIII se prohibió en Inglaterra la combustión de carbón para evitar la contaminación del aire. La urbanización del mundo, la industrialización y el rápido avance tecnológico es la causa de los grandes cambios en el medio ambiente lo que rápidamente nos está conduciendo a la contaminación química y radiactiva de los océanos, lagos, ríos, aire, alimentos y suelos.

La contaminación es un problema serio y la industria aseguradora trata de dar soluciones para organizar y planificar como se puede recuperar el equilibrio.

 

Etiquetas: , ,

Responsabilidad Civil Medioambiental

Una Nueva Orden Ministerial publicada en el BOE el 29 de junio de 2011 exige Garantía Financiera Obligatoria a las empresas.

La publicación de las órdenes ministeriales asociadas y la confirmación de la prioridad de cada sector empresarial, determinarán el momento a partir del cual será exigible la constitución de dicha garantía:

  • Los sectores empresariales con nivel de prioridad 1: entre los 2 y 3 años siguientes a la fecha de entrada en vigor de la Orden.
  • Los sectores empresariales con nivel de prioridad 2: entre los 3 y 5 años siguientes a la fecha de entrada en vigor de la Orden.
  • Los sectores empresariales con nivel de prioridad 3: entre los 5 y 8 años siguientes a la fecha de entrada en vigor de la Orden.

José Silva Correduría de Seguros le propone anticiparse y beneficiarse de las coberturas de un seguro de responsabilidad civil medioambiental:

  • Costes de subsanación propios: costes de limpieza ocasionados al asegurado tras descubrir él mismo que existe contaminación en su terreno.
  • Costes de subsanación impuestos: costes ocasionados al asegurado cuando la limpieza viene impuesta por las autoridades reguladoras o es exigida por terceros.
  • Responsabilidad legal: reclamaciones por daños corporales, daños materiales e inmisiones (calidad del aire), molestias u obstrucciones.
  • Responsabilidad derivada del transporte: reclamaciones por daños corporales, daños materiales, molestias u obstrucciones.
  • Interrupción de la actividad de negocio (lucro cesante) a consecuencia de una situación de contaminación.
  • Costes de prevención: costes necesarios y razonablemente incurridos por el asegurado para la neutralización, aislamiento o eliminación del riesgo real e inmediato de que se produzca una situación de contaminación.

Póngase en contacto con nuestros expertos en seguros de empresa para recibir asesoramiento personalizado:

Tlf.: 915 353 009
josilva@josilva.com
www.josilva.com

 

Etiquetas: ,