RSS

Archivo de la categoría: seguros explotaciones agropecuarias

CONSEJOS PARA EL RIEGO DURANTE PERIODOS DE SEQUÍA

CONSEJOS PARA EL RIEGO DURANTE PERIODOS DE SEQUÍAEspaña se encuentra bajo la influencia de dos corrientes de aire, una masa atlántica de aire frío y húmedo y otra africana de aire caliente, lo que origina que cada ocho o diez años sea normal padecer una etapa de sequía. Pero según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente esta tendencia está cambiando, y ésto se demuestra en que los últimos 5 años hidrológicos han sido secos, y el 2017 será recordado como uno de los más secos de la historia reciente, ya que su media de precipitaciones ha sido un 20 por ciento menor que un año normal, registrándose en algunas cuencas un porcentaje de hasta el 65 por ciento. No hay duda, en nuestro país cada vez llueve menos, y por ello es necesario que todos tomemos conciencia de la importancia que tiene el uso racional de un recurso tan necesario para la vida como es el agua. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) aconseja que las medidas para evitar su derroche se deben llevar a cabo no sólo cuando haya sequía, sino que incluso deben ser realizadas cuando todavía haya agua suficiente en los embalses. La agricultura y la ganadería son los responsables del 85 por ciento del consumo de agua de nuestro país, por lo que se hace prácticamente imprescindible que dichos sectores comiencen a aplicar con urgencia técnicas en el manejo del riego para conseguir la máxima eficiencia y evitar pérdidas innecesarias:

  • Mantenimiento de los sistemas de riego: Un buen mantenimiento de la instalación reduce considerablemente el consumo de agua, por ello debemos prestar especial interés en limpiar los filtros, tuberías y goteros obstruidos, así como reparar posibles fugas, comprobar la lectura del contador y revisar la presión. La falta de mantenimiento es una causa excluida en los contratos de seguro.
  • Programar los riegos: El programador es una herramienta muy útil y cómoda para aplicar con exactitud el agua de acuerdo con las necesidades de cada cultivo, aunque para ello debemos calcular previamente el volumen de consumo y la evapotranspiración de la plantación. Estos aparatos expuestos a la intemperie pueden incorporarse a los seguros multirriesgo de la explotación agraria o ganadera.
  • Fraccionar los riegos: Se deben aplicar los riegos de la manera correcta según el tipo de suelo que se cultive. Los suelos arcillosos tienen una capacidad de retención de agua superior que los arenosos, donde es recomendable que los riegos sean más cortos y frecuentes para así evitar las pérdidas de agua por gravedad.
  • Escoger el momento de aplicación correcto: El mejor momento para el riego es al amanecer, ya que las plantas van perdiendo agua por efecto de la transpiración durante todo el día, pero por la noche prácticamente nada. Evitemos el riego en las horas centrales del día debido a las previsibles pérdidas por evaporación.
  • Técnicas de manejo del suelo: Con un control de las malas hierbas, realizando una compactación de los surcos y recubriendo el suelo con acolchado plástico se conseguirá una disminución de las pérdidas de agua innecesarias.
  • Poda en verde: Gracias a ella se consigue disminuir la superficie de transpiración de la planta y como consecuencia reducir el consumo de agua.
  • Aclareo de frutos: Retirar los frutos que no van a conseguir desarrollarse adecuadamente y que suponen un consumo de recursos reducirá las necesidades de agua de la plantación.
  • Fertilización adecuada: Ayudará a la planta a ser más resistente a la sequía y también le permitirá recuperarse más rápidamente tras la misma. En época de sequía, deberá reducirse la fertilización con nitrógeno, sustituyéndolo por fósforo y potasio, que proporcionarán a la planta una menor necesidad de agua.

Todo parece indicar que las etapas de sequía serán cada vez más largas y habituales, lo cual es una pésima noticia para el sector de la agricultura, que no solo debe buscar técnicas y métodos para combatirla, sino que está obligado a encontrar una solución adecuada que les proteja ante la falta de precipitaciones. Un buen seguro de explotaciones agrarias se convierte en algo imprescindible para los empresarios del mundo rural que cada vez observan con más preocupación el cielo y el futuro de su explotación.

Fuentes: mapama.gob.es, aemet.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

SEGURIDAD EN EL USO DE LA MAQUINARIA AGRÍCOLA

SEGURIDAD EN EL USO DE LA MAQUINARIA AGRÍCOLAAunque en los últimos cincuenta años en España se ha registrado un fuerte descenso en el número de accidentes mortales entre los trabajadores del sector agrícola, gracias principalmente a la normativa de seguridad y a los sistemas de protección que progresivamente se han ido aplicando a la maquinaria, todavía queda mucho por hacer en materia de prevención. Factores como que el agricultor suela trabajar sólo, que conviva con la máquina diariamente y por ello deje de percibir su peligrosidad o el cansancio ocasionado por las largas jornadas de trabajo intensivo, pueden provocar que se asuman riesgos innecesarios, especialmente en lo que se refiere al uso de tractores y máquinas agrícolas. Como todos sabemos, la mejora de la formación profesional permite aumentar el nivel de seguridad del trabajador, pero también es necesario contar con una maquinaria que cumpla unos requisitos básicos de seguridad, que se encuentran recopilados en la Norma ISO-UNE-EN 4254/1, y son aplicables a todas las máquinas agrícolas y forestales, como por ejemplo:

  • El tractor: Seguramente el vehículo más utilizado en el sector agrario, diseñado para moverse con facilidad sobre el terreno y con una gran potencia de tracción. Existen dos tipos de tractores, el de orugas que posee más estabilidad y fuerza y el de ruedas, que tiene más velocidad y puede circular por carretera.
  • El motocultor: Posee un solo eje y se opera por manillar. Tiene gran potencia y es ideal para trabajar en pequeñas parcelas, ya que se le puede implementar cosechadoras, fumigadoras, sembradoras e incluso bombas de riego.
  • La segadora: Tiene un potente motor, un peine cortador con el que siega las plantas de cereales y un largo rastrillo que gira sobre un eje horizontal.
  • La abonadora: Se usa para distribuir los fertilizantes y está compuesta por un depósito de abono, un tubo de caída y un distribuidor del fertilizante.
  • La empacadora: Su función es empaquetar la paja de los cereales u otras plantas en balas.

Toda esta maquinaria facilita considerablemente el trabajo del agricultor, pero debemos de ser conscientes de que su uso también implica peligros y riesgos que pueden afectar a su seguridad y salud. Por ello es esencial adoptar un comportamiento apropiado, así como conocer y aplicar unas normas básicas de protección y seguridad:

  • Antes de utilizar cualquier tipo de maquinaria por primera vez, se deben conocer la normas de seguridad para hacerlo, que están contempladas en el manual de instrucciones del fabricante. También conviene asegurarse de que todos los dispositivos de seguridad de los elementos móviles de la máquina están correctamente instalados y listos para su uso.
  • Bajo ningún motivo deben manipular ni retirar los dispositivos de seguridad, así como desactivar las funciones de parada de emergencia.
  • Evitar el uso de abrigos o chaquetas anchos, mangas anchas, calzado desatado, joyas, collares largos o el cabello suelto permitirá reducir el riesgo de aprisionamiento en los elementos móviles de las máquinas.
  • Nunca se debe manejar maquinaria si se ha consumido alcohol o drogas o se han tomado medicamentos que puedan causar somnolencia. Tampoco si tiene sueño o se siente cansado o indispuesto, si no ha recibido formación adecuada o si las condiciones meteorológicas no son las idóneas.
  • La maquinaria debe ser examinada atentamente antes de cada uso. Compruebe los dispositivos de protección, los frenos, la presión de los neumáticos, los retrovisores laterales y traseros, el nivel de agua y aceite, el nivel de combustible, así como las luces de alarma y freno y los avisadores acústicos.
  • Antes de repostar apague el motor, compruebe la correcta colocación de las mangueras y tenga siempre el equipo contra incendios a mano.
  • Los accesorios instalados en el cuerpo principal de la máquina se deben fijar siguiendo rigurosamente las instrucciones del fabricante.
  • Lleve registros del mantenimiento y las reparaciones de la maquinaria. Éstas siempre deben ser realizadas por profesionales cualificados.
  • Cierre con llave la maquinaria cuando no se esté utilizando y mantenga las llaves fuera del alcance de menores.

Pero debemos tener en cuenta que, a pesar de tomar todas las medidas necesarias, a veces es inevitable sufrir un accidente. El riesgo cero no existe, y un buen Seguro es algo imprescindible con lo que debe contar cualquier explotación agraria. Si estás interesado en un seguro de este tipo o deseas tener más información no dudes en preguntar en la Correduría de Seguros JOSÉ SILVA, donde aclararan todas tus dudas.

Fuentes: mapama.gob.es, insht.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

¿ES PELIGROSO EL LOBO PARA EL GANADO?

¿ES PELIGROSO EL LOBO PARA EL GANADO?

 

Todo parece apuntar que el lobo es el principal causante de los ataques sufridos por corderos y terneros en diversas regiones de España, provocando una gran alarma entre los ganaderos, que piden soluciones a las autoridades y reivindican ayudas. Según un informe elaborado por la organización agraria UPA, los ataques del lobo al ganado generan pérdidas anuales de cuatro millones de euros en el sector ganadero español, siendo Asturias la comunidad autónoma que ha registrado más ataques, seguida por Castilla y León, Galicia, Cantabria y Madrid.

Aunque el lobo es un animal carnívoro, que tiene entre sus presas ganado y animales de granja, también es cierto que debido a su mala reputación, o para poder cobrar la indemnización por animal muerto o herido, se le suelen atribuir ataques a animales domésticos que en realidad son realizados por perros salvajes. Incluso se ha demostrado mediante análisis de heces, que los perros callejeros tienen en su dieta un porcentaje elevado de animales de granja, mientras que en la del lobo predominan las presas salvajes. Conocer el modus operandi del lobo es necesario para atribuir la culpabilidad de un ataque, ya que el lobo muerde sistemáticamente el cuello de su presa, nunca ataca sus articulaciones, acción que si realiza el perro salvaje.

De lo que no hay duda es de que la población de lobos está en expansión por gran parte de la península ibérica, y que el ganadero debe asumir la convivencia con el lobo como un condicionante natural más, así como tomar las medidas necesarias para prevenir los posibles ataques. Existen básicamente tres tipos de métodos de prevención:

El manejo del ganado: Se ha demostrado que la vigilancia del ganado, su confinamiento por la noche en un lugar seguro y la adecuada gestión de los rebaños es la mejor manera de prevenir los ataques por lobos, así como evitar el pastoreo en extensivo en zonas remotas, planificar los partos y promover el uso de razas autóctonas.

Los perros de guarda: complementan y mejoran cualquiera otro método empleado. Son eficaces para proteger el ganado contra ataques de depredadores y se ha demostrado que los ganaderos que utilizan mastines para la vigilancia del ganado vacuno tienen unas pérdidas por ataques de lobo menores que los que no los usan. Los cachorros de perros de guarda deben ser adecuadamente adiestrados y mantenidos con el ganado desde los dos meses de edad para asegurar un fuerte vínculo social entre los perros y las reses.

Los cierres: Si el ganado permanece en fincas protegidas con un vallado bien establecido y mantenido, que impida la entrada a posibles depredadores, el riesgo de ataque disminuye. Son preferibles los vallados cinegéticos, ya que gracias a su de geometría progresiva (Los cuadros inferiores son de menor tamaño y con forme va ganando altura la tela metálica, los cuadros son de tamaño mayor) , brindarán mas seguridad que los de cable horizontal. Otros sistemas adecuados son los cierres móviles electrificados o la técnica de barbacana, una cuerda que incluye trozos de plástico de color vivo y que desconcierta a los depredadores.

Pero aunque implantemos todas estas medidas de prevención, el daño cero por ataques de animales salvajes nunca estará completamente garantizado. Es por ello que contar con un buen seguro resulta imprescindible para cualquier explotación ganadera. En José Silva Correduría de Seguros proponen el Seguro Granja Like que ofrece toda la protección y tranquilidad que necesitas y que incluye la cobertura de Muerte de Ganado por ataque de alimañas entre otras muchas ventajas y una valoración de ganado en su máximo peso. No dudes en comentar si deseas obtener más información.

Fuentes: elpais.com y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,