RSS

Archivo de la etiqueta: autonomo

LA JUBILACIÓN DEL AUTÓNOMO

Blog EmpresasNos encontramos ante un récord histórico en el mundo laboral de nuestro país, en los cinco primeros meses de este año se han inscrito 56.720 nuevos cotizantes en el Régimen de Trabajadores Autónomos. Quizás este dato haya sido influido por la entrada en vigor de la tarifa plana para todos los nuevos emprendedores, tal vez por la actual incertidumbre que habita en el mercado laboral español, o simplemente por el hecho de tomar las riendas en un proyecto laboral propio, donde uno mismo marca sus objetivos, las decisiones y los retos a alcanzar. De lo que no cabe duda es que ser autónomo es la manera más rápida y sencilla de dar de alta un negocio, ya que no es necesario un proceso previo de constitución, como pasaría en el caso de crear una empresa o sociedad, ni requiere de complicadas gestiones ni trámites legales.

Aunque el trabajador autónomo es consciente de que no cuenta con la seguridad de recibir una cantidad fija mensual, como ocurre en el caso de los asalariados, de que no podrá contar con una prestación por desempleo, ni podrá solicitar una baja, a excepción que sea una incapacidad temporal, su principal preocupación suele referirse a su futuro, más concretamente a su jubilación. De hecho y según los datos del Ministerio de Empleo, los trabajadores autónomos reciben una pensión de media 500 euros inferior a la de un trabajador por cuenta ajena. Ésto es debido a que que la mayoría de autónomos opta por cotizar a la seguridad social por la base mínima, acto que en un primer momento puede favorecer a su negocio, pero que a la larga repercutirá en una menor pensión disponible.

Cualquier autónomo debe conocer que, tras la Reforma del Sistema de Pensiones, sus condiciones de jubilación se calculan en base a las mismas normas genéricas que afectan a todos los trabajadores:

  • La edad de jubilación son los 65 años y un mes, cifra que aumentará paulatinamente hasta alcanzar 67 en el año 2027.
  • La jubilación anticipada voluntaria es establecida a partir de los 63 años y, como requisito, el trabajador debe contar con con al menos 35 años cotizados.
  • El período mínimo de cotización es de 15 años, de los cuales al menos 2 deberán estar comprendidos dentro de los últimos 15 años trabajados.
  • La cuantía de la pensión dependerá de la cantidad que se haya cotizado a la Seguridad Social y del número de años cotizados.

Conviene subrayar que una de las consecuencias más importantes para los autónomos de la reforma de las pensiones es que para conseguir la pensión máxima es indispensable haber cotizado ininterrumpidamente desde los 30 años, además de tener que incrementar a partir de los 42 años sus cuotas a la seguridad social, práctica que antes era habitual realizar a partir de los 48 años.

Sin duda, una de las medidas estrella aprobada en el Decreto-Ley de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral fue la creación de la figura del “pensionista activo“, es decir, la persona jubilada que cobra una parte de su pensión estatal pero que a la vez sigue realizando una actividad laboral. Según la ley establecida, es posible compatibilizar el desarrollo de una actividad por cuenta propia con el cobro del 50% de la jubilación. Además, la reforma incentiva a aquellos trabajadores que decidan posponer su jubilación más allá de los 67 años mediante un incremento de la pensión a cobrar posteriormente.

Ser autónomo no es una tarea sencilla, y mucho menos en España, donde la cuota de la seguridad social, el IVA, el IRPF son más altos que en otros países europeos. Si a ello le sumamos los datos de un informe publicado por la Federación de Trabajadores Autónomos que asegura que la prestación por jubilación media es un 45% inferior a la pensión de un trabajador por cuenta ajena, es normal que entre este colectivo reine la incertidumbre en lo relativo a su futuro. Disponer de un seguro de jubilación es una garantía y un respaldo para cualquier trabajador autónomo, que le aportará confianza y seguridad. Desde José Silva Correduría de Seguros nos ofrecen el Plan de previsión asegurado y plan de pensiones y el Seguro de inversión (medio y largo plazo) y seguro de jubilación, dos magníficos productos, indispensables para la tranquilidad de cualquier trabajador por cuenta propia.

 

Fuentes: boe.es, seg-social.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

¿Son mayores los riesgos o las oportunidades de ser autónomo?

autónomoEncontrar trabajo está difícil para todos, jóvenes y senior, a pesar de la excelente formación. Para quien lo tiene, en algún momento de nuestra vida nos hemos planteado si queremos seguir con nuestro trabajo de siempre, o si es posible montar algún tipo de negocio por nuestra cuenta. Lo primero que hay que valorar es si es viable establecernos como autónomos, y  para eso hay que estudiar los riesgos a los que nos enfrentamos además de las ventajas y oportunidades que nos podría brindar.

Por un lado, entre los motivos que nos impulsan a tomar la decisión de lanzarnos está el no encontrarnos limitados de ninguna forma por las habituales barreras que existen en un puesto de trabajo normal. También ser nuestros propios jefes, tener mayor flexibilidad fijando nuestras propias normas y mejor forma de hacer las cosas, poder progresar llegando más lejos y cambiando de rumbo si lo deseamos, algo bastante más difícil en un puesto de trabajo tradicional. Tampoco hay límites en cuento a los ingresos que puede obtener, ya que puede avanzar apoyándose en empleados que trabajen con él para llevar el negocio cada vez más lejos y le permita el mercado.

Pero la otra cara de este modelo de trabajo presenta dificultades y riesgos que pueden truncar nuestra andadura como emprendedor y hay que tener muy en cuenta. Lo primero que necesita un emprendedor es una buena idea de negocio. Hay que valorar qué sabemos hacer, quiénes serán nuestros posibles clientes, qué le podemos ofrecer y cuál es la competencia en el sector. Ese es el primer reto antes de lanzarse a la aventura, tener una buena idea, para después estudiar si esa idea puede funcionar, y como reto final conseguir beneficios con ella.

A menos que contemos con un inversor, el primer riesgo que corremos es la inestabilidad económica. Como autónomos somos responsables de la viabilidad de nuestra empresa, y de la deuda que supone en la mayoría de los casos su financiación. Además, del éxito económico del negocio dependerán nuestros ingresos y por tanto nuestra subsistencia.

Al comienzo es difícil calcular si habrá buenos ingresos o si no podremos llegar a fin de mes, por lo que el no tener un colchón económico es un gran riesgo.

Otro riesgo al que nos enfrentamos es que aún teniendo una buena idea, y un gran talento y dedicación, puede ser que no encontremos clientes. Puede que se tarde un tiempo en establecer relaciones que nos aporten beneficios más adelante.

Este camino no es fácil, y por mucho que tengamos todos estos riesgos en cuenta es difícil controlarlos pudiendo aparecer sorpresas con las que no contábamos. Por eso, si nos lanzamos a la aventura de ser profesionales independientes necesitamos tener algún tipo de protección o seguro para autónomos, que será un gran punto de apoyo si queremos cambiar nuestro futuro laboral en favor de todas las oportunidades que nos brinda el trabajo por cuenta propia.

Fuente: que.es y elaboración propia

 

Etiquetas: ,