RSS

Archivo de la etiqueta: autónomos

¿TRIBUTAN LAS SUBVENCIONES Y AYUDAS QUE RECIBEN LOS AUTÓNOMOS?

Somos de los convencidos de que la mejor manera de tener un buen trabajo es crearlo. Poner en marcha un negocio es una tarea ilusionante, pero también ardua y compleja, ya que requiere una minuciosa planificación en la que hay que tener en cuenta numerosos factores, tanto internos como externos, para asegurar que nuestro proyecto crezca fuerte y sano. La realización de un plan de empresa, junto con los estudios de mercado previos, ayudarán tanto a examinar la viabilidad técnica, económica y financiera del futuro negocio, como para conocer la demanda existente y así ubicarlo en el nicho de mercado apropiado. Otro aspecto importante del que cualquier emprendedor debe estar al tanto son las posibles subvenciones que tenga derecho a recibir, es decir, las ayudas económicas que otorgan, por regla general, las administraciones públicas para facilitar el desarrollo de una actividad empresarial. Hay muchas y las autonomías luchan por atraer talento y creatividad.

Sin embargo, la adjudicación de subvenciones puede suponer en muchas ocasiones un arma de doble filo, ya que el desconocimiento por parte de muchos autónomos provoca la creencia de que estas ayudas no conllevan el pago de impuestos. Nada más lejos de la realidad, es casi imposible encontrar una ayuda o subvención que esté exenta de tributación, por lo tanto es importante conocer cómo afectan a la fiscalidad de los trabajadores por cuenta propia.

Las ayudas y subvenciones representan ingresos de una actividad económica y, como tal, deben ser declaradas ante la Agencia Tributaria. Pero lo primero que debe hacer un autónomo cuando llega la hora de declarar una subvención es identificar si ésta va dirigida a su negocio, o a él mismo, ya que no tributarán de la misma manera:

 

  • Las ayudas que haya recibido como contribuyentes deben ser declaradas como ganancias patrimoniales. Ejemplos de este tipo de ayudas son las destinadas a la adquisición de viviendas, las del Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (Plan PIVE), las ayudas para compensar gastos escolares, para realizar determinadas mejoras en las viviendas (eficiencia energética, accesibilidad, etc.) o para compensar determinados gastos relacionados con la protección de la salud.

 

  • Los ingresos provenientes de ayudas se pueden considerar rendimiento de la actividad, siempre que el destino de la subvención recibida, se dirija al negocio y no al propio trabajador por cuenta propia. Ejemplos de este tipo de ayudas son por establecerse como autónomo, por la contratación de trabajadores, por inversiones o por desarrollos de I+D.

 

Además, dentro de las ayudas que se consideren rendimiento de la actividad debemos distinguir entre dos modalidades, ya que su tratamiento fiscal es diferente. Por un lado, las subvenciones corrientes son las que están dirigidas a compensar los gastos que implican la actividad económica, ejemplos son aquellas que promueven la contratación de empleados, la compra de consumibles o para ayudar con el consumo de la luz. Son un ingreso más en la actividad del negocio y se declaran íntegras el año en el que se reciben. Las destinadas a cubrir una inversión que realice un negocio sobre el inmovilizado, como puede ser la compra de maquinaria, vehículos para la empresa, equipos informáticos, etcétera, son las subvenciones capital. La declaración de estas subvenciones no puede ser exclusiva de un año, dado que debe ser acorde a la amortización del producto u objeto subvencionado.

 

Ahora bien, este amparo conlleva obligación y riesgo. Los trabajadores autónomos deben ser conscientes de que incluso una ayuda o subvención supondrá un desembolso llegado el momento de tributar. Una interrupción temporal, total o parcial del rendimiento económico a causa de un siniestro inesperado que afecte a sus ingresos puede resultar fatal para su negocio. Por este motivo resulta esencial que todo trabajador por cuenta propia cuente con la protección de un seguro de autónomos que incluya la cobertura de Pérdida de beneficios, también conocida como Lucro cesante. Esta garantía asegura la obtención de una indemnización en el caso de que sufra una pérdida de rendimiento económico que sí habría obtenido de no haberse producido el siniestro cubierto por el contrato. Si tienes alguna duda sobre esta cobertura, ponte en contacto con tu Correduría de confianza donde te asesorarán correctamente sobre las mejores opciones y los mejores precios de las pólizas para trabajadores autónomos.

 

Fuentes: Agencia Tributaria y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

LA NUEVA DECLARACIÓN DE LA RENTA PARA AUTÓNOMOS

Todos los años enviamos a nuestros clientes una relación de los seguros que tienen contratados con nuestra mediación, esta información resulta de utilidad especialmente para quien ejerce su actividad de forma autónoma porque les recuerda que tienen una obligación fiscal ineludible y además de un vistazo comprueban los importes abonados y aquellos que les permiten rebajar los impuestos. La anécdota de este año la protagonizó, hasta el momento, Jesús que estaba tan imbuido en su trabajo, después de algunos años de sequía, que al recibir la relación nos llamó muy contento porque estaba convencido de que pronto comenzaba el verano y se llevó una gran alegría al darse cuenta de que todavía estamos en abril. Esto del cambio climático nos altera sensorialmente…..

El colectivo de autónomos supone casi el 18% del total de los trabajadores de nuestro país y resulta decisivo en la prosperidad económica y en la creación de empleo; Llevan años reivindicando nuevas medidas que fomenten los proyectos emprendedores y logren equiparar sus derechos y obligaciones con las de los asalariados. Un claro ejemplo es la declaración de la renta, donde no se les aplican los mínimos exentos que tienen los trabajadores por cuenta ajena, de 22.000 euros si se tiene un solo pagador o 12.000 euros con más de uno. Debido a ello, por regla general todos los autónomos tienen que realizar la declaración de la renta, a no ser que se de el caso improbable de que hayan obtenido durante el ejercicio anterior unos ingresos inferiores a 1000 euros. Por otro lado, tampoco tienen la ayuda del borrador, ya que la información sobre los gastos que suponen su actividad no constan en ningún registro fiscal, ni tampoco si son deducibles o no. Si bien este documento puede ser solicitado por un trabajador autónomo, apenas les puede servir como referencia.

Sin embargo, este año se han introducido una serie de nuevas medidas que te interesará conocer si eres trabajador o trabajadora autónoma. A continuación te las explicamos:

  • La primera de ellas está relacionada con la maternidad y la paternidad, y es que si cobraste la baja por este motivo a lo largo de 2018 y te aplicaron retenciones de IRPF deberán devolverte ese dinero, ya que este tipo de retenciones han sido declaradas exentas de IRPF.
  • Por otro lado, si tus hijos menores de 3 años estuvieron matriculados en guarderías autorizadas podrás acceder a una devolución de hasta 1.000 euros sobre este concepto.
  • Si trabajas desde casa podrás deducir hasta un 30% del coste de los suministros del hogar (agua, gas, luz, teléfono e internet), sobre la superficie que haya sido declarada a Hacienda como espacio de trabajo objetivo. En concreto, en la campaña de este año podrán deducirse el porcentaje resultante de aplicar el 30% a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total.

Además, este año también podrás deducir algunos gastos por manutención en establecimientos de restauración y hostelería, siempre que pagues utilizando cualquier medio electrónico. El límite que puedes deducir es de 26,67 euros diarios en España y de 48,08 euros en el extranjero; aunque si tuvieras que pernoctar una noche como consecuencia del desplazamiento, estos límites aumentan hasta los 53,34 euros diarios en España y los 91,35 euros diarios en el extranjero.

El plazo de presentación del borrador a través de la vía telemática ha comenzado el 2 de abril, pero si optas por hacerlo de manera presencial deberás esperar hasta el 14 de mayo, en cualquier caso ten en cuenta que el 1 de julio se acaba el plazo para entregarlo. Además te aconsejamos que no esperes a los últimos días para hacer la declaración de la renta, puesto que pueden surgir problemas y dudas que no puedan resolverse a tiempo. Recuerda comprobar que los datos que tiene registrados Hacienda sean correctos, ya que tu mismo eres el último responsable de acreditar que la información proporcionada es la correcta. No olvides introducir todos los cambios producidos en 2018, si has tenido hijos debes hacerlo constar, si te has casado, entérate si te sale más a cuenta hacer la declaración conjunta o la individual.

Por último, pero por ello no menos importante, recuerda que por tener la característica de profesional, trabajador o trabajadora autónomo todas las primas de seguros relacionadas con la actividad que desarrollas desgravan en tu declaración de la renta. Seguros de accidentes, incendios, multirriesgo, de robo, de responsabilidad civil, de daños a mercancías o la de pérdida de beneficios, entre otros, rebajan significativamente la factura fiscal del IRPF. En el caso que tengas contratado un seguro médico podrás desgravar 500 euros por cada miembro de la familia (cónyuge o hijos menores de 25 años) incluido en la póliza. El límite se amplía a 1500 para las personas con discapacidad. Si tienes alguna duda sobre este tema, ponte en contacto con tu Correduría de confianza donde te asesorarán correctamente sobre las mejores opciones y los mejores precios de las pólizas disponibles en el mercado, además te informarán sobre qué programa se adapta mejor a tus necesidades, así como sobre sus ventajas fiscales.

 

Fuentes: boe.es, agenciatributaria.es, serautonomo.net y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,

AYUDAS Y SUBVENCIONES PARA LOS JÓVENES EMPRENDEDORES

ayudas y subvenciones para los jovenes emprendedoresA pesar de ser nativos digitales, ya que han crecido plenamente inmersos en la nueva cultura tecnológica, y poseer un gran espíritu emprendedor y unas capacidades de reinvertarse y adaptarse a los cambios envidiables, los jóvenes que apuestan por crear su propio negocio o pequeña empresa se encuentran muy a menudo con una gran variedad de obstáculos a la hora de intentarlo. Son conocedores de que la constancia y el trabajo duro son requisitos imprescindibles para que un proyecto salga adelante, pero no ignoran que la falta de capital es el mayor handicap al que se tendrán que enfrentar. En nuestro país, las nuevas generaciones de emprendedores se encuentran ante una realidad donde la ausencia de crédito bancario o inversores que les respalden económicamente es demasiado común, y muy a menudo motivada por la desconfianza que su juventud provoca ante sus interlocutores (clientes, proveedores o inversores), que normalmente son 20 o 30 años más mayores que ellos y consideran que la experiencia es una cualidad indispensable. Por otro parte, muchos de estos jóvenes reconocen no estar familiarizados con las posibilidades de financiación y ayudas para emprendedores que ofrecen tanto el gobierno como diversas entidades privadas, lo que provoca que muchas iniciativas y proyectos que tendrían altas posibilidades de prosperar se vean frenados a causa de este problema de desinformación o desconocimiento.

En primer lugar, los jóvenes que deseen crear su propio negocio o pequeña empresa deben saber que, aunque los criterios no suelen variar sustancialmente, las subvenciones para emprendedores son convocadas anualmente por el propio Estado, las Comunidades Autónomas, las entidades locales, etcétera, y que se deben cumplir una serie de requisitos indispensables para que sean otorgadas. A continuación vamos a centrarnos en las más relevantes:

Enisa es una empresa pública que participa activamente en la financiación de proyectos empresariales viables e innovadores a través de préstamos participativos para cualquier tipo de empresa de nueva creación. Su línea de financiación tiene como objetivo dotar de los recursos financieros necesarios a pymes de reciente constitución creadas por jóvenes para abordar las inversiones que precisa el proyecto empresarial en su fase inicial. Los posibles beneficiarios deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser una pyme, conforme a la definición de la Unión Europea.
  • Tener personalidad jurídica propia, independiente de la de socios o partícipes.
  • Que la empresa haya sido constituida, como máximo, durante los 24 meses anteriores a la solicitud.
  • Tener la actividad principal y el domicilio social en el territorio nacional.
  • Que el modelo de negocio sea innovador, novedoso o con claras ventajas competitivas.
  • La mayoría del capital tiene que estar en manos de personas físicas de edad no superior a 40 años.
  • Los socios tendrán que aportar, vía capital o a través de fondos propios, al menos un 50 % del préstamo.
  • Se deberá demostrar una viabilidad técnica y económica del proyecto empresarial.
  • Se deben tener las cuentas del último ejercicio cerrado depositadas en el Registro Mercantil o en otro registro público que proceda.

En el caso de que seas una mujer emprendedora, te interesará conocer el Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM) que cuenta tanto con un servicio de asesoramiento y acompañamiento especializado, como con un programa de ayudas y subvenciones para mujeres emprendedoras. Además, puedes contar con la tarifa plana para autónomos, que consiste en la reducción del pago de la cuota mensual a la Seguridad Social, y para las mujeres menores de 30 años, tendrá otra bonificación del 30% sobre la cuota de contingencias comunes. Por otra parte, el Ministerio de Igualdad otorga microcréditos a todas las mujeres dispuestas a emprender y que presenten dificultades de acceso a la financiación o que no posean aval, siempre que sus proyectos sean calificados como viables. Por último, el Instituto de la Mujer ofrece numerosas ayudas a las mujeres emprendedoras como por ejemplo, asesoramiento técnico y financiero.

En cuanto al sector privado, una buena opción para la financiación de los jóvenes emprendedores es la figura del los llamados “business angels”, un inversor que además de ofrecer financiación apoya a los emprendedores compartiendo con ellos sus contactos, su experiencia y sus conocimientos, ayudando al desarrollo de las empresas en las que invierten. Suelen apostar por los negocios emergentes y startups, y en general con los que se desarrollan en Internet. Aunque en España es un elemento relativamente nuevo, ha evolucionado mucho en los últimos años, entre enero y octubre, invirtieron 1.217 millones de euros, un 44% más que en todo el ejercicio del 2017. Estos inversores suelen pedir a cambio una participación en el accionariado de la nueva empresa, lo cual es un una cuestión a tener en cuenta. Otra alternativa son las incubadoras de empresas, espacios de acompañamiento que pueden guiar a los jóvenes emprendedores a evaluar una idea de negocio, realizar un plan de viabilidad, a buscar financiación, y a dar de alta la empresa, consiguiendo así minimizar el riesgo empresarial y aumentar las posibilidades de éxito.

Como puedes observar, si eres joven y tienes un proyecto empresarial, existen distintas alternativas para tu asesoramiento y subvención, pero una vez que logres llevarlo a cabo no debes de olvidar que todos los negocios deberán afrontar una serie de riesgos comunes. Para proteger tu negocio ante eventuales imprevistos que pueden repercutir de forma negativa en el mismo, será necesario que cuentes con un Seguro de empresa, así como con los servicios de una Correduría de Seguros experta, que busca en todo el mercado asegurador la compañía que mejor pueda satisfacer tus necesidades particulares.

 

Fuentes: boe.es, msssi.gob.es, enisa.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,

¿QUÉ ES UN AUTÓNOMO COLABORADOR?

 

¿QUÉ ES UN AUTÓNOMO COLABORADOR?Diciembre suele ser un mes muy movido para los trabajadores autónomos, ya que aparte de preparar el último trimestre del periodo impositivo que debe ser presentado obligatoriamente en los primeros 20 días del nuevo año, es el momento de que le notifiquen a la Agencia Tributaria los posibles cambios que deseen hacer efectivos para el ejercicio fiscal del 2019. Nos estamos refiriendo a un gran volumen de trabajo y papeleo: la autoliquidación trimestral del IVA, el pago fraccionado del IRPF o las retenciones e ingresos a cuenta, son algunos ejemplos de las numerosas tareas a las que el autónomo deberá hacer frente, sin olvidar que tendrá que seguir haciéndose cargo de su negocio y de todas las labores que ello conlleva. Quizás debido a esta razón, es en estas fechas tan ajetreadas cuando muchos trabajadores por cuenta propia se acaban de decidir por la contratación de ese empleado que hace tiempo necesitaban, ¿y quién mejor que un familiar de confianza para cubrir esa plaza?

Si estás barajando esta opción, te interesará conocer que una de las potestades más comunes para darle forma jurídica a esta colaboración es la del autónomo colaborador, una figura que aportará a tu empresa una serie de ventajas fiscales, siempre teniendo en cuenta que este tipo de contrataciones deben cumplir una serie de requisitos indispensables:

  • La persona contratada debe ser familiar directo del autónomo: cónyuge, descendiente, ascendiente u otro pariente de hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cabe aclarar que las parejas de hecho no pueden ser autónomos colaboradores.
  • Debe ser mayor de edad, es decir, tener 18 años o más.
  • El familiar debe estar empadronado y convivir en el mismo domicilio que el autónomo titular.
  • No puede estar dado de alta como trabajador por cuenta ajena, es decir, no debe estar cotizando en el régimen general de la Seguridad Social.
  • No puede tratarse de una colaboración puntual o esporádica, el familiar deberá estar empleado durante, al menos, 6 meses. Si estas pensando en contratar a un familiar solo como refuerzo para la campaña navideña, ten en cuenta que éste no podrá ser dado de alta como autónomo colaborador.

Como antes apuntábamos, la contratación de un autónomo colaborador trae consigo una serie de ventajas fiscales, ya que si se realiza de forma indefinida, el autónomo titular obtendrá una bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante un año. Por su parte, el familiar no tendrá la obligación de presentar declaraciones trimestrales de IVA e IRPF, y obtendrá una bonificación de dos años en el pago de la cuota de autónomo, exactamente la reducción en un 50% durante un período de 18 meses desde el alta, y un 25% los 6 meses siguientes. Estas medidas tienen el objetivo de acabar con aquellos familiares que trabajan para el autónomo titular sin cotizar y que, por consiguiente, se encuentran en el mercado laboral de manera irregular.

¿Te estás preguntando qué trámites debes seguir para dar de alta a un familiar como autónomo colaborador? Es muy sencillo, ya que al no tratarse de un autónomo convencional no será preciso darlo de alta en Hacienda. Bastará con hacerlo en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), mediante la presentación del modelo TA0521/2 en la Seguridad Social, acompañándolo únicamente del documento nacional de identidad, el libro de familia y una copia del alta en Hacienda del autónomo titular de la empresa.

Como podemos observar, existen varias diferencias entre las figuras del autónomo convencional y el colaborador, pero sin duda existe un importante aspecto que tienen en común: ambos necesitan contar con un plan de protección integral que les garantice atención, cuidado y tranquilidad. Nos estamos refiriendo a la posesión de un buen Seguro de autónomos que les brinde una cobertura que se adapte a su economía, que incluya una atención médica conforme a sus necesidades, se encargue de su protección jurídica, y sea el perfecto complemento a la cobertura de la Seguridad Social en el caso de sufrir una incapacidad temporal por accidente o enfermedad. Desde la Correduría José Silva nos ofrecen un Seguro especialmente diseñado para trabajadores autónomos, desde 6 euros al día y con desgravación fiscal. Puedes contactar con ellos si deseas obtener más información desde este formulario o en el teléfono 91 535 30 09.

Fuentes: agenciatributaria.es, seg-social.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , ,

NOVEDADES Y MEDIDAS DEL ACUERDO AUTÓNOMOS 2019

NOVEDADES Y MEDIDAS DEL ACUERDO AUTÓNOMOS 2019Representan el 17,25% del total de los trabajadores dados de alta en la Seguridad Social en nuestro país, han sido decisivos en la recuperación económica y son una pieza fundamental para la creación de empleo. Estamos hablando de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, un colectivo en continua lucha por conseguir nuevas medidas que fomenten los proyectos emprendedores y lograr equiparar sus prestaciones con la de los asalariados. Aunque casi ha pasado un año desde la entrada en vigor de la nueva ley de Reformas urgentes del Trabajo Autónomo, muchas de sus disposiciones han resultado ser insuficientes para la mejora de las condiciones de esta comunidad, e incluso algunas de ellas no se han llevado a cabo a día de hoy.

Con el objetivo de transmitir estas reivindicaciones al actual gobierno, el movimiento de apoyo al desarrollo de pequeños empresarios, autónomos y profesionales #YaSomosFuturo mantuvo un encuentro el pasado martes 27 de noviembre con Magdalena Valerio, Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Casi todas las cuestiones tratadas se centraron en el Acuerdo de Autónomos 2019, que se encuentra en la actualidad sobre la Mesa de Diálogo Social para su estudio, y en discutir cuáles deben de ser las medidas fundamentales que posibiliten un entendimiento entre las principales asociaciones de autónomos (ATA, UPTA y CEAT) y el Ministerio de Trabajo.

Tras la reunión, la ministra Valerio ha mostrado su satisfacción por los avances conseguidos, y ha destacado los siguientes puntos alcanzados vía consenso:

  • La universalización de la cobertura de contingencias profesionales, tanto debidas a enfermedad como las relacionadas con un accidente. Todos los autónomos estarán cubiertos, y no deberán pagar un plus por esta garantía.
  • La simplificación de la tramitación del cese de actividad, con el objetivo de evitar que el proceso sea tan complejo como en la actualidad, lo que provoca que gran número de las solicitudes acaben siendo denegadas. Además, cada vez que sea solicitada la prestación por cese de actividad se creará una comisión formada por un representante de la Mutua, un representante del autónomo afectado y un responsable de la Seguridad Social que estudiará el caso concreto, y emitirá un criterio perceptivo y vinculante.
  • Se dará cobertura a los autónomos con discapacidad sobrevenida, por accidente, enfermedad, o cualquier otra causa. En la actualidad, solo si previamente al inicio de la actividad era reconocida la incapacidad del 33%, o más, se tiene derecho al acceso a determinadas bonificaciones.
  • Las Mutuas, con la colaboración del gobierno, pondrán en marcha programas de formación y prevención de riesgos laborales específicos para los trabajadores autónomos.
  • Las cotizaciones por bajas temporales serán realizadas por la propia Seguridad Social a partir del segundo mes de situación de baja, y serán abonadas con cargo a los ingresos que se obtienen por cuotas percibidas en conceptos de cese de actividad.

A pesar de que estas medidas suponen un avance en los derechos de los trabajadores autónomos, hay que puntualizar que todas ellas quedan vinculadas a una subida del 1,25% de la base de cotización en el año 2019, lo que supondrá un aumento en la cuota mensual de aproximadamente 6 euros.

Quedan muchos pasos por dar para conseguir que los trabajadores autónomos dejen de ser un colectivo desprotegido y vulnerable. La simple posibilidad de sufrir una enfermedad o un accidente puede suponer al trabajador por cuenta propia un considerable varapalo económico, debido a verse en la obligación de seguir haciendo frente al pago de la cuota mensual de autónomos establecida en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). El seguro privado aporta soluciones de forma unitaria o mediante la protección integral que brinda un programa de Seguros para cada autónomo, a satisfacción de cada necesidad personal o familiar, y que sirva como complemento a la cobertura de la Seguridad Social. Si eres trabajador autónomo, acude a tu Correduría de confianza donde te asesorarán correctamente sobre las mejores opciones y los mejores precios de las pólizas disponibles en el mercado, y te informarán sobre qué programa se adapta mejor a tus necesidades, así como sobre sus ventajas fiscales.

 

Fuentes: elpais.com y elaboración propia.

 

 

Etiquetas: , , , , ,

EL IMPACTO ECONÓNIMO DEL CANCER EN LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS

EL IMPACTO ECONÓNIMO DEL CANCER EN LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOSLos trabajadores autónomos son personas emprendedoras que no temen involucrarse en la fundación de un negocio o pequeña empresa, aun a pesar de los riesgos que el proyecto pueda conllevar. Saben que estableciendo una buena planificación y unas medidas adecuadas, como son un correcto estudio de mercado y un buen plan de marketing, la mayor parte de las adversidades pueden ser superadas con éxito. Pero también son conscientes de que forman parte de un colectivo desprotegido y vulnerable económicamente, ya que en caso de sufrir una enfermedad o un accidente seguirán teniendo que hacer frente al pago de la cuota mensual de autónomos establecida en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Dicha realidad se vuelve insostenible cuando un trabajador autónomo es diagnosticado de una enfermedad, por ejemplo un cáncer, que puede provocar una merma en su capacidad para desempeñar sus labores debido a los síntomas o a los tratamientos, y en muchas ocasiones tener que someterse a intervenciones y largos periodos de hospitalización. En nuestro país, el 80 por ciento de los trabajadores por cuenta propia cotizan por la base mínima, lo que significa que en caso de coger una baja laboral recibirán alrededor de unos 680 euros al mes. Si a esta cifra le descontamos los 275 euros mensuales que deben cotizar a la Seguridad Social el resultado es escalofriante: esa persona dispondrá de tan solo 400 euros al mes para cubrir todos sus gastos básicos, a los que habría que sumar los relativos al tratamiento de su enfermedad. La Asociación Española Contra el Cancer (AECC) cuantifica que el cáncer de mama requiere un gasto adicional de unos 150 euros de media, y en el caso del cáncer gástrico la cifra puede superar los 300.

Cada año en nuestro país son diagnosticadas de cáncer unas 11.000 personas trabajadoras por cuenta propia, que según los datos del informe titulado “El impacto económico del cáncer en las familias en España”, elaborado por la AECC, podrían encontrarse en una situación de extrema vulnerabilidad. Esto es debido a que una larga baja laboral, como la que puede ocasionar una enfermedad grave, tiene muchas posibilidades de arruinar a un trabajador autónomo, ya que tiene que seguir manteniendo su actividad y la cotización, tan solo contando con una prestación económica de bajo importe. “En muchos casos los gastos habituales de sus negocios no se paran y corren el riesgo de tener una quiebra financiera”, explica la responsable del Trabajo Social de la AECC, Raquel del Castillo. A esta problemática hay que añadirle el hecho de que muchas de estas personas comparten estas situaciones con sus familias, no siendo ellas las únicas perjudicadas, sino viéndose afectada toda la unidad familiar que puede entrar en un claro riesgo de exclusión social debido al cáncer.

Para combatir un panorama tan alarmante como es el que un trabajador por cuenta propia que padezca un cáncer pueda encontrarse en situaciones de extrema dificultad económica, varias organizaciones han establecido propuestas como una comisión de prestaciones especiales. Mientras se barajan soluciones como una ayuda por parte de las mutuas de 30.000 euros al año para contratar a una persona (autónomo o asalariado) para que pueda cubrirle en su negocio, o subvenciones para pagar los estudios de los hijos, los trabajadores autónomos que padecen graves enfermedades siguen en una situación de desamparo. Es por ello que se tercia imprescindible que todo trabajador por cuenta propia disponga de un Seguro especialmente diseñado para trabajadores autónomos como complemento a la cobertura de la Seguridad Social. Acude a tu Correduría de confianza para que te asesoren correctamente sobre las mejores opciones y los mejores precios de las pólizas disponibles en el mercado y te den consejo profesional sobre qué programa se adapta mejor a tus necesidades y te informen sobre sus ventajas fiscales.

Fuentes: Asociación Española Contra el Cáncer, mutuauniversal.net y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , ,

NUEVOS CAMBIOS EN LA BAJA LABORAL PARA AUTÓNOMOS

NUEVOS CAMBIOS EN LA BAJA LABORAL PARA AUTÓNOMOSEn nuestro país las empresas buscan talento, pero no están dispuestas a soportar un elevado coste salarial y social, por esto el número de personas que deciden apostar por el autoempleo se incrementa, utilizando su propio capital, esfuerzo e ingenio para trabajar de forma independiente.

Convertirse en autónomo en España implica enfrentarse a un proceso complejo y a una base de cotización que es de las más elevadas de Europa. Muchas son las obligaciones que deberá afrontar el futuro trabajador por cuenta propia: darse de alta en el censo de empresarios de la Agencia Tributaria, presentar declaraciones trimestrales y anuales en dicha institución, así como las liquidaciones de IVA y los resúmenes de IRPF. Pero sin duda, el tema que produce mayor inquietud e intranquilidad a la hora de dar el paso definitivo cara a convertirse en autónomo es el concerniente a las bajas laborales; ¿Qué ocurrirá cuando el trabajador autónomo sufra una enfermedad? ¿Tienen los autónomos derecho a percibir una baja laboral? ¿Y en el caso de un accidente laboral?

La Comisión de Empleo del Senado aprobó el 11 de octubre del pasado año la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, introduciendo importantes novedades con respecto a las bajas por enfermedad profesional, accidente de trabajo y enfermedad común del autónomo. Si el autónomo sufre una enfermedad común o un accidente fuera del horario de trabajo, podrá solicitar la baja a partir del cuarto día, contando desde que se acude al médico. En el caso de un accidente durante su trabajo, puede percibirla desde el día siguiente al que se produce. En ambas situaciones, será un profesional sanitario quien marque el tiempo máximo de la baja. La prestación se podrá cobrar por un año, prorrogable a año y medio “siempre que en ese tiempo de más se prevea su curación”, según recoge la web de la Seguridad Social. Esto está muy bien, sin embargo puede que sea insuficiente para vivir.

En cuanto al cálculo de la cuantía de la baja, se hará tomando como referencia la base de cotización que el trabajador elija en su alta de autónomo el mes anterior al que se produce la baja, y se mantendrá durante el tiempo que se prolongue la misma, siempre y cuando no haya un cambio a la baja en los máximos de cotización a la Seguridad Social. Por lo tanto, si se trata de una enfermedad o contingencia común se tendrá derecho a percibir del cuarto al décimo día de baja entre el 60 y el 70% de la cuantía de la base de cotización, y la cantidad se eleva al 75% a partir del vigésimo primer día de baja. Si es por accidente laboral, la cuantía de la prestación será del 75% de la base reguladora desde el día siguiente, siempre que el asegurado tenga una cobertura específica de contingencias profesionales. La Base mínima de cotización es de 932,70 desde agosto de 2018 y por tanto en un rápido ejemplo por una operación de apendicitis el importe mensual a percibir sería de 559 euros en número redondos, ¿puedes afrontar tus gastos fijos?

Para solicitar el subsidio por baja, se deberán presentar en las oficinas de la Seguridad Social un formulario mediante el que se solicita el pago directo de la prestación de incapacidad temporal, el parte de baja, un documento en el que se acredite estar al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social y una declaración de actividad. Toda esta documentación se puede solicitar telemáticamente, y tendrá un periodo máximo de 15 días a partir de la fecha de baja para ser presentado. Adicionalmente, el trabajador deberá presentar cada seis meses los informes médicos que avalen que aun no se ha recuperado de su enfermedad o accidente, en el caso de no realizarse se producirá la suspensión del pago de la prestación.

Aunque al estar dado de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) el trabajador autónomo está cotizando de manera genérica con una Mutua, resulta altamente aconsejable que cuente con la protección integral que brinda un Programa de Seguros para cada autónomo, personalizado y a satisfacción de cada necesidad personal o familiar. Este tipo de pólizas dan una cobertura extra en el caso de Incapacidad Temporal por Accidente o Enfermedad, además de un Seguro Médico que le permitirá elegir centros médicos, hospitales, médicos especialistas, e incluso contar con cobertura dental. Tanto si tienes planeado convertirte en trabajador por cuenta propia, como si ya eres autónomo, conviene que pidas consejo profesional sobre que programa se adapta mejor a tus necesidades y aprovecha las ventajas fiscales. Acude a tu Correduría de confianza para que te asesoren correctamente sobre las mejores opciones y los mejores precios de las pólizas disponibles en el mercado.

Fuentes: boe.es, seg-social.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , , ,