RSS

Archivo de la etiqueta: compliance

¿Cómo afectan las nuevas tecnologías al cumplimiento normativo de una empresa?

Compliance cumplir requisitosEl compliance ha adquirido mucho protagonismo en el mundo legal y empresarial, pero ¿en qué consiste? El compliance, término que en nuestra lengua significa cumplimiento normativo, consiste en establecer procedimientos adecuados para garantizar que una empresa, y todos los que trabajan en ella (directivos, empleados, agentes vinculados), cumplen con el marco normativo aplicable. Es decir, que cumplen con las normas legales, políticas internas, códigos éticos con los que la empresa se haya comprometido, etc.

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre este término, su cumplimiento y responsabilidades, y por otro lado sobre cómo influyen las nuevas tecnologías en una empresa. En esta ocasión queremos hablar sobre cómo las nuevas tecnologías pueden multiplicar los riesgos de compliance o cumplimiento.

Actualmente es difícil concebir una empresa que no tenga implementado y desarrolle sus procesos sobre algún tipo de plataforma tecnológica, ya que las nuevas tecnologías están cada vez más presentes aportando ventajas y generando beneficios. Sin embargo, este crecimiento tan rápido supone una incorporación a veces caótica y confusa que puede exponer a las empresas a una importante brecha de seguridad que incrementa los riesgos de difusión y exposición de información privada y confidencial.

El incremento de estos riesgos obliga a la empresa a implementar una evaluación de cumplimiento o compliance y un modelo de control y gestión del riesgo acorde con los requisitos del código penal. Recordemos que con la reciente modificación del Código Penal una empresa con un modelo de organización y gestión que no efectúe una evaluación y entendimiento del riesgo tecnológico no cumpliría con los requisitos exigidos por su artículo 31.bis.5 del Código Penal como condición para eximirla de responsabilidad penal por los delitos cometidos en ella, ya que los dos primeros requisitos son:

  1. Identificar las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos.
  2. Establecerán los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos.

Si desea saber más sobre cómo proteger a su empresa cumpliendo con el Código Penal, o ampliar información sobre el concepto de compliance no dude en recurrir a su correduría de seguros. Es importante saber que algunas aseguradoras ya presentan cobertura para estos riesgos con una ligera sobreprima en las polizas de D&O (Administradores y Directivos).

Fuente: expansion.com y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: ,

Sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas

responsabilidad penal empresasYa hemos hablado anteriormente en este blog sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas, y es que el pasado mes de marzo se aprobaba, tras muchos meses de debate, la Reforma del Código Penal, que entró en vigor el 1 de julio de este 2015 y entre los muchos aspectos jurídicos a los que afecta se encontraba la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Antes de este hecho, tradicionalmente se siguió en el Derecho Penal español un principio jurídico, consagrado ya en el Derecho Romano y enunciado como societas delinquere non potest (la persona jurídica no puede delinquir), que ponía de manifiesto que únicamente podían ser sujetos activos de una infracción penal las personas físicas. La persona jurídica no podía ser considerada como sujeto de delito y no podían imponérsele penas, tan sólo exigirles responsabilidad civil para resarcir los daños o los perjuicios que se hubieran derivado de actitudes delictivas de sus dirigentes o representantes.

Con esta nueva regularización La Fiscalía General del Estado en su reciente Circular 1/2016 hace una extensa interpretación de ésta última reforma, y puede ser un marco de referencia en la evaluación de los programas de compliance de las empresas españolas. Concluye que:

las personas jurídicas serán penalmente responsables de los delitos cometidos en nombre o por cuenta de las mismas, y en su beneficio directo o indirecto, por sus representantes legales o por personas que estén autorizados para actuar por la persona jurídica, y también de los delitos cometidos, en el ejercicio de actividades sociales y por cuenta y en beneficio directo o indirecto de las mismas por quienes, estando sometidos a la autoridad de los representantes legales o por personas que estén autorizados para actuar por la persona jurídica, hayan cometido la conducta delictiva y no hayan actuado éstos últimos con la diligencia debida para impedirlo.

la responsabilidad exigible a cada persona jurídica es independiente de la que pueda caber o imponerse a la persona física del directivo, representante, etc., y compatible con ella.

existen personas jurídicas públicas que están exentas de responsabilidad penal: el Estado, las Administraciones públicas territoriales, los Organismos Reguladores, las Agencias y Entidades Públicas Empresariales.

– existe un régimen especial respecto de las “personas jurídicas de pequeñas dimensiones”, las cuales pueden quedar exentas de responsabilidad penal si demuestran que han puesto los medios razonables a su alcance para evitar que los subordinados cometieran el delito y sin necesidad de que para esta demostración se requiera que la supervisión haya sido confiada a un órgano de la persona jurídica con poderes autónomos de iniciativa y de control o que la tenga encomendada legalmente.

– se produce una ampliación del círculo de personas capacitadas para transferir la responsabilidad penal a la persona jurídica, y los divide en tres grupos:

  1. Los representantes legales.
    2. Las personas autorizadas a tomar decisiones en nombre de la empresa.
    3. Las personas que ostentan facultades de organización y control

Fuente: laregion.es y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

Compliance o Cumplimiento: medidas que pueden eximir a la empresa en caso de que alguno de sus miembros cometa un delito

complianceYa hablamos en un artículo anterior sobre la aprobación de la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo por la que se modifica el Código penal, introduciendo claridad y detalle en el régimen de la responsabilidad penal de las personas jurídicas en España, para ahondar ahora en el concepto de compliance o cumplimiento regulatorio.

El compliance, término importado, hace recaer sobre las empresas la responsabilidad sobre conductas inadecuadas de sus directivos o empleados, a no ser que puedan demostrar que han puesto los medios necesarios para evitarlas. Se trata de un programa de protección para las empresas destinado a implantar una cultura de control y prevención en el área empresarial y funciona por lo tanto como escudo de las empresas contra el delito si se aplica correctamente. Su diseño puede ser sectorial y recomendable que lo hagan expertos.

Para llevarlo a cabo, previamente se hace un mapa de riesgo de la compañía para advertir de posibles delitos, asociados a la actividad que desarrolla y el comité de cumplimiento, se encargará de desarrollar y controlar el compliance , mediante procedimientos y revisión de que se cumplen (por ejemplo en el cumplimiento de la fiscalidad, la información contable,  actuaciones con impacto sobre el medio ambiente o  prácticas que pueden ser discriminatorias en la contratación del personal).

El comité tendrá plena autonomía en la empresa y la obligación de informar al Consejo, que será el que tomará o no una decisión sobre las irregularidades. Si el Consejo de Administración no actúa, entonces la empresa  no podrá quedar exenta de su responsabilidad penal y será imputada junto a los consejeros o trabajadores que estén detrás del delito.

Si por el contrario la empresa acredita que tiene un plan  normativo y que lo cumple, no podrá ser imputada como persona jurídica, sino que la responsabilidad penal se limitará a la de los autores materiales.

Para resolver dudas sobre cómo afectan las reformas del Código Penal a su empresa, ampliar información sobre el concepto de compliance o solicitar protección jurídica en estos casos no dude en recurrir a su correduría de seguros.  Algunas aseguradoras ya presentan cobertura para estos riesgos con una ligera sobreprima en las polizas de D&O (Administradores y Directivos).

Fuente: Prensa sectorial y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , ,