RSS

Archivo de la etiqueta: hacienda

¿TRIBUTAN LAS SUBVENCIONES Y AYUDAS QUE RECIBEN LOS AUTÓNOMOS?

Somos de los convencidos de que la mejor manera de tener un buen trabajo es crearlo. Poner en marcha un negocio es una tarea ilusionante, pero también ardua y compleja, ya que requiere una minuciosa planificación en la que hay que tener en cuenta numerosos factores, tanto internos como externos, para asegurar que nuestro proyecto crezca fuerte y sano. La realización de un plan de empresa, junto con los estudios de mercado previos, ayudarán tanto a examinar la viabilidad técnica, económica y financiera del futuro negocio, como para conocer la demanda existente y así ubicarlo en el nicho de mercado apropiado. Otro aspecto importante del que cualquier emprendedor debe estar al tanto son las posibles subvenciones que tenga derecho a recibir, es decir, las ayudas económicas que otorgan, por regla general, las administraciones públicas para facilitar el desarrollo de una actividad empresarial. Hay muchas y las autonomías luchan por atraer talento y creatividad.

Sin embargo, la adjudicación de subvenciones puede suponer en muchas ocasiones un arma de doble filo, ya que el desconocimiento por parte de muchos autónomos provoca la creencia de que estas ayudas no conllevan el pago de impuestos. Nada más lejos de la realidad, es casi imposible encontrar una ayuda o subvención que esté exenta de tributación, por lo tanto es importante conocer cómo afectan a la fiscalidad de los trabajadores por cuenta propia.

Las ayudas y subvenciones representan ingresos de una actividad económica y, como tal, deben ser declaradas ante la Agencia Tributaria. Pero lo primero que debe hacer un autónomo cuando llega la hora de declarar una subvención es identificar si ésta va dirigida a su negocio, o a él mismo, ya que no tributarán de la misma manera:

 

  • Las ayudas que haya recibido como contribuyentes deben ser declaradas como ganancias patrimoniales. Ejemplos de este tipo de ayudas son las destinadas a la adquisición de viviendas, las del Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (Plan PIVE), las ayudas para compensar gastos escolares, para realizar determinadas mejoras en las viviendas (eficiencia energética, accesibilidad, etc.) o para compensar determinados gastos relacionados con la protección de la salud.

 

  • Los ingresos provenientes de ayudas se pueden considerar rendimiento de la actividad, siempre que el destino de la subvención recibida, se dirija al negocio y no al propio trabajador por cuenta propia. Ejemplos de este tipo de ayudas son por establecerse como autónomo, por la contratación de trabajadores, por inversiones o por desarrollos de I+D.

 

Además, dentro de las ayudas que se consideren rendimiento de la actividad debemos distinguir entre dos modalidades, ya que su tratamiento fiscal es diferente. Por un lado, las subvenciones corrientes son las que están dirigidas a compensar los gastos que implican la actividad económica, ejemplos son aquellas que promueven la contratación de empleados, la compra de consumibles o para ayudar con el consumo de la luz. Son un ingreso más en la actividad del negocio y se declaran íntegras el año en el que se reciben. Las destinadas a cubrir una inversión que realice un negocio sobre el inmovilizado, como puede ser la compra de maquinaria, vehículos para la empresa, equipos informáticos, etcétera, son las subvenciones capital. La declaración de estas subvenciones no puede ser exclusiva de un año, dado que debe ser acorde a la amortización del producto u objeto subvencionado.

 

Ahora bien, este amparo conlleva obligación y riesgo. Los trabajadores autónomos deben ser conscientes de que incluso una ayuda o subvención supondrá un desembolso llegado el momento de tributar. Una interrupción temporal, total o parcial del rendimiento económico a causa de un siniestro inesperado que afecte a sus ingresos puede resultar fatal para su negocio. Por este motivo resulta esencial que todo trabajador por cuenta propia cuente con la protección de un seguro de autónomos que incluya la cobertura de Pérdida de beneficios, también conocida como Lucro cesante. Esta garantía asegura la obtención de una indemnización en el caso de que sufra una pérdida de rendimiento económico que sí habría obtenido de no haberse producido el siniestro cubierto por el contrato. Si tienes alguna duda sobre esta cobertura, ponte en contacto con tu Correduría de confianza donde te asesorarán correctamente sobre las mejores opciones y los mejores precios de las pólizas para trabajadores autónomos.

 

Fuentes: Agencia Tributaria y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

LA NUEVA DECLARACIÓN DE LA RENTA PARA AUTÓNOMOS

Todos los años enviamos a nuestros clientes una relación de los seguros que tienen contratados con nuestra mediación, esta información resulta de utilidad especialmente para quien ejerce su actividad de forma autónoma porque les recuerda que tienen una obligación fiscal ineludible y además de un vistazo comprueban los importes abonados y aquellos que les permiten rebajar los impuestos. La anécdota de este año la protagonizó, hasta el momento, Jesús que estaba tan imbuido en su trabajo, después de algunos años de sequía, que al recibir la relación nos llamó muy contento porque estaba convencido de que pronto comenzaba el verano y se llevó una gran alegría al darse cuenta de que todavía estamos en abril. Esto del cambio climático nos altera sensorialmente…..

El colectivo de autónomos supone casi el 18% del total de los trabajadores de nuestro país y resulta decisivo en la prosperidad económica y en la creación de empleo; Llevan años reivindicando nuevas medidas que fomenten los proyectos emprendedores y logren equiparar sus derechos y obligaciones con las de los asalariados. Un claro ejemplo es la declaración de la renta, donde no se les aplican los mínimos exentos que tienen los trabajadores por cuenta ajena, de 22.000 euros si se tiene un solo pagador o 12.000 euros con más de uno. Debido a ello, por regla general todos los autónomos tienen que realizar la declaración de la renta, a no ser que se de el caso improbable de que hayan obtenido durante el ejercicio anterior unos ingresos inferiores a 1000 euros. Por otro lado, tampoco tienen la ayuda del borrador, ya que la información sobre los gastos que suponen su actividad no constan en ningún registro fiscal, ni tampoco si son deducibles o no. Si bien este documento puede ser solicitado por un trabajador autónomo, apenas les puede servir como referencia.

Sin embargo, este año se han introducido una serie de nuevas medidas que te interesará conocer si eres trabajador o trabajadora autónoma. A continuación te las explicamos:

  • La primera de ellas está relacionada con la maternidad y la paternidad, y es que si cobraste la baja por este motivo a lo largo de 2018 y te aplicaron retenciones de IRPF deberán devolverte ese dinero, ya que este tipo de retenciones han sido declaradas exentas de IRPF.
  • Por otro lado, si tus hijos menores de 3 años estuvieron matriculados en guarderías autorizadas podrás acceder a una devolución de hasta 1.000 euros sobre este concepto.
  • Si trabajas desde casa podrás deducir hasta un 30% del coste de los suministros del hogar (agua, gas, luz, teléfono e internet), sobre la superficie que haya sido declarada a Hacienda como espacio de trabajo objetivo. En concreto, en la campaña de este año podrán deducirse el porcentaje resultante de aplicar el 30% a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total.

Además, este año también podrás deducir algunos gastos por manutención en establecimientos de restauración y hostelería, siempre que pagues utilizando cualquier medio electrónico. El límite que puedes deducir es de 26,67 euros diarios en España y de 48,08 euros en el extranjero; aunque si tuvieras que pernoctar una noche como consecuencia del desplazamiento, estos límites aumentan hasta los 53,34 euros diarios en España y los 91,35 euros diarios en el extranjero.

El plazo de presentación del borrador a través de la vía telemática ha comenzado el 2 de abril, pero si optas por hacerlo de manera presencial deberás esperar hasta el 14 de mayo, en cualquier caso ten en cuenta que el 1 de julio se acaba el plazo para entregarlo. Además te aconsejamos que no esperes a los últimos días para hacer la declaración de la renta, puesto que pueden surgir problemas y dudas que no puedan resolverse a tiempo. Recuerda comprobar que los datos que tiene registrados Hacienda sean correctos, ya que tu mismo eres el último responsable de acreditar que la información proporcionada es la correcta. No olvides introducir todos los cambios producidos en 2018, si has tenido hijos debes hacerlo constar, si te has casado, entérate si te sale más a cuenta hacer la declaración conjunta o la individual.

Por último, pero por ello no menos importante, recuerda que por tener la característica de profesional, trabajador o trabajadora autónomo todas las primas de seguros relacionadas con la actividad que desarrollas desgravan en tu declaración de la renta. Seguros de accidentes, incendios, multirriesgo, de robo, de responsabilidad civil, de daños a mercancías o la de pérdida de beneficios, entre otros, rebajan significativamente la factura fiscal del IRPF. En el caso que tengas contratado un seguro médico podrás desgravar 500 euros por cada miembro de la familia (cónyuge o hijos menores de 25 años) incluido en la póliza. El límite se amplía a 1500 para las personas con discapacidad. Si tienes alguna duda sobre este tema, ponte en contacto con tu Correduría de confianza donde te asesorarán correctamente sobre las mejores opciones y los mejores precios de las pólizas disponibles en el mercado, además te informarán sobre qué programa se adapta mejor a tus necesidades, así como sobre sus ventajas fiscales.

 

Fuentes: boe.es, agenciatributaria.es, serautonomo.net y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , , , ,