RSS

Archivo de la etiqueta: indemnizaciones

Las indemnizaciones derivadas de accidentes de trabajo

accidente laboralA pesar del endurecimiento de la normativa referente a prevención de riesgos, los accidentes laborales siguen teniendo lugar con más frecuencia de lo deseable, y entre los derechos que tiene el trabajador se incluyen prestaciones económicas o subsidios por incapacidad temporal e indemnizaciones por contingencia profesional.

El cálculo de las indemnizaciones por accidente de tráfico o accidente laboral, se basa en unos baremos que se actualizan anualmente y que establecen las cantidades a recibir por los afectados por incapacidad temporal o tiempo de curación y por incapacidad permanente o secuelas.

En el ámbito laboral el baremo vigente sigue regulándose mediante la Orden Ministerial de 15 de abril de 1969, cuyo contenido está recogido básicamente en la LGSS pero que desarrolla el proceso para su aplicación y en su Anexo recoge lo más importante: la tabla con las cuantías de las indemnizaciones por las lesiones, mutilaciones y deformidades de carácter definitivo y no invalidantes causadas por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social; cuantías actualizadas únicamente en un par de ocasiones, la última por la Orden ESS/66/2013, de 28 de enero, con efectos desde el 31 de enero de 2013.

En el ámbito civil la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, ha reformado el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, modificando el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, que aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, con efectos a partir del 1 de enero de 2016. El último Real Decreto Legislativo regula, entre otros aspectos, las gestiones previas para reclamar el asegurado a la entidad aseguradora las indemnizaciones derivadas de daños sufridos en su persona y en sus bienes a causa de accidentes de circulación.

Se trata, en todo caso, de una responsabilidad que abarca los daños y perjuicios causados (tanto el valor de la pérdida sufrida como la ganancia dejada de obtener), previstos, previsibles o que se deriven en su caso, incluyendo los daños morales.

El nuevo Título IV detalla, por un lado, los criterios generales para determinar la indemnización del daño corporal y definiciones, y por otro las reglas para valorar el daño personal, que divide en:

  • Indemnizaciones por muerte 

Ninguna indemnización es suficiente para compensar una pérdida, pese a ello la legislación contempla indemnizaciones para los supervivientes que si bien son simbólicas pueden ayudar en ocasiones a sobrellevar los daños económicos de una muerte, que se calculan en función de la edad del fallecido, la relación familiar que tiene con el perjudicado (en este caso el familiar superviviente) el número de miembros familiares, y la convivencia o no con los mismos.

  • Indemnización por secuelas

Se distingue entre perjuicio personal básico, perjuicio personal particular (cuya indemnización valora los perjuicios psicofísicos, orgánicos, sensoriales y estéticos, y en la que se tienen en cuenta factores correctores como daños o perjuicios morales cuantificados por grados del perjuicio: pérdida de toda posibilidad o parcial de realizar una actividad laboral o profesional) y perjuicio patrimonial.

  • Indemnización por lesiones temporales

Son lesiones temporales las que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final de su proceso curativo o la estabilización de la lesión y su conversión en secuela. Es compatible con las indemnizaciones por muerte y por secuelas.

Por todo lo anterior, queremos recordar que lo más recomendable es que la empresa asegure este riesgo mediante un seguro de accidentes, que le ayudará a soportar las cargas económicas que puedan surgir a raíz de un accidente, incluyendo cobertura de muerte por accidente, invalidez permanente absoluta o parcial, accidentes de circulación, desembolsos por hechos accidentales como atraco, uso fraudulento de tarjetas, traslados, acondicionamiento de la vivienda, cirugía estética, asistencia en viaje, gastos de intervención quirúrgica por enfermedad, etc.

Fuente: noticias.juridicas.com y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,