RSS

Archivo de la etiqueta: obligaciones

¿ES POSIBLE SER AUTÓNOMO Y ASALARIADO AL MISMO TIEMPO?

¿ES POSIBLE SER AUTÓNOMO Y ASALARIADO AL MISMO TIEMPO?La situación del mercado laboral continúa siendo el principal de los problemas socioeconómicos de nuestro país, y por mucho que esta coyuntura nos preocupe, no parece tener demasiadas expectativas de mejora. El 2018 afianzó la precariedad laboral y el empobrecimiento de gran número de trabajadores, mientras nuestros dirigentes tanto a nivel estatal como autonómico no parecen hacer los esfuerzos necesarios para comenzar a poner fin a esta dramática situación, en buena medida provocada por la temporalidad de los contratos. No debemos olvidar que España es el miembro de la Unión Europea con la mayor proporción de trabajadores temporales, de los cuales solo el 8% conseguirá que su contrato temporal se acabe convirtiendo en indefinido, hecho que resulta tres veces más difícil que en el resto de los países de la Comunidad. Debido a estos motivos, no es de extrañar que cada vez más trabajadores asalariados se pregunten si existe la posibilidad de compaginar su actual actividad con la puesta en marcha de un proyecto laboral propio.

Si este es tu caso, debes saber que sí es compatible tener un contrato por cuenta ajena, y consiguientemente estar dado de alta en el Régimen General, y al mismo tiempo estar dado de alta en autónomos y ejercer profesional o empresarialmente otras actividades económicas por cuenta propia. Esta situación, en la que se realizan dos o más actividades laborales que obligan a cotizar en más de un Régimen de la Seguridad Social es denominada pluriactividad, y es un tipo de cotización que está contemplada en la Ley de Emprendedores del año 2013.

Ahora que tenemos claro que podemos trabajar en una empresa y al mismo tiempo poner en marcha nuestra propia idea de negocio, sea cual sea nuestra actividad a desarrollar, debemos tener en cuenta que será necesario regular nuestra nueva situación de pluriactividad. Para ello, es recomendable que previamente se lo comuniquemos tanto a la Agencia Tributaria como a la Seguridad Social, donde nos indicarán que una vez dados de alta en el régimen de autónomos (RETA) tendremos una doble obligación de tributar:

Por los ingresos recibidos como autónomo:

  • Deberemos abonar la cuota de autónomos mensualmente y entregar la autoliquidación del IVA de manera trimestral y anualmente.

Por los ingresos recibidos como asalariado:

  • Seguiremos cotizando a la Seguridad Social en el porcentaje que refleje nuestra nómina de acuerdo con nuestra jornada, salario y situación personal. La empresa para la que trabajamos seguirá siendo la encargada de realizar el descuento del tanto por ciento indicado para satisfacer el pago a la Seguridad Social.

En cuanto a la presentación de la Renta con pluriactividad, es importante saber que no deberemos presentar dos declaraciones separadas, sino solo una en la que para obtener la base imponible del IRPF tendremos que sumar los ingresos totales (los provenientes de nuestra actividad asalariada y los que provienen de nuestro trabajo por cuenta propia) y restar cotizaciones ya aportadas al sistema a través de los dos regímenes pertinentes. En los casos en que la suma de lo que se cotiza como asalariado y como autónomo alcance una cuantía igual o superior a 12.368,23 euros se tendrá derecho a una devolución del 50% del exceso, con el tope del 50% de las cuotas ingresadas en el Régimen Especial.

Además, la Ley de Emprendedores permite que los asalariados que se den de alta por primera vez como autónomos, se beneficien de unas bonificaciones en el pago de las cuotas mensuales:

Para los trabajadores contratados a jornada completa:

  • Primeros dieciocho meses de alta: hasta el 50% de la base mínima de cotización.

  • Segundos dieciocho meses de alta: hasta el 75% de la base mínima.

Para los trabajadores contratados a jornada parcial:

  • Primeros dieciocho meses de alta: hasta el 75% de la base mínima de cotización.

  • Segundos dieciocho meses de alta: hasta el 85% de la base mínima.

Conviene apuntar que estas bonificaciones, por pluriactividad son incompatibles con la tarifa plana de autónomos, por lo que nos veremos en la disyuntiva de elegir la que más nos convenga.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que uno de los mayores problemas que tiene la pluriactividad es que el trabajador que compatibilice el ser autónomo y asalariado se enfrentará a largas jornadas laborales, que muy posiblemente le producirán un aumento de la fatiga y el cansancio acumulado por exceso de horas de actividad, lo que incluso puede conllevarle problemas de salud. Es por ello que si estás planeando compaginar tu actual actividad con la puesta en marcha de un proyecto laboral propio, la posesión de un buen Seguro de autónomos que incluya una atención médica que se adapte a tus necesidades, y sea el perfecto complemento a la cobertura de la Seguridad Social en el caso de sufrir una incapacidad temporal te resultará imprescindible.

 

Fuentes: agenciatributaria.es, boe.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , ,