RSS

Archivo de la etiqueta: responsabilidad civil

La Responsabilidad Ambiental, ¿cómo afecta a mi empresa?

responsabilidad ambiental¿Qué es realmente la Responsabilidad Ambiental?

La responsabilidad medio ambiental es la que obliga a las empresas europeas a restituir o mantener el hábitat a su estado básico o inicial.
Antes, los accidentes medioambientales producidos por un operador eran sancionados y a través de los importes de estas sanciones, y de las pólizas de responsabilidad civil que tenían suscritas las empresas, las Administraciones públicas intentaban restituir el hábitat a su estado inicial o anterior al accidente.

Sin embargo, hoy en día la ley responsabiliza al propio operador de la reparación del medio natural.

Una empresa que tenga una emergencia medioambiental puede ser requerida a responder vía Responsabilidad Civil o vía Responsabilidad Medioambiental, por eso es conveniente que disponga tanto de un Seguro de Responsabilidad Civil como de una Garantía Financiera Medioambiental.

¿A qué empresas afecta esta Responsabilidad Ambiental?

En principio esta Ley afecta a todas las empresas, no obstante, sólo algunas actividades están obligadas a realizar un Análisis de riesgos ambientales y suscribir, si procede, una garantía financiera:

  • Aquellas que necesiten Autorización Ambiental Integrada
  • Las empresas que trabajen con Sustancias Peligrosas
  • Actividades de transporte de Mercancías Peligrosas
  • Actividades con Residuos
  • Empresas que capten o viertan aguas
  • Empresas que utilicen o transporten microorganismos modificados genéticamente

¿Y cómo nos aseguramos de que este operador sea capaz de asumir su responsabilidad de reparar el hábitat tras una contaminación generada por su actividad en una situación de emergencia?

Algunos estados europeos como España y Portugal han decidido obligar a los operadores a realizar un análisis de riesgos medio ambientales, a verificarlo a través de un verificador autorizado, y a suscribir una garantía financiera por el importe resultante de este análisis.

Un análisis de riesgos medioambientales de una empresa es complejo de elaborar, y por ello deben usarse instrumentos de simplificación, como las guías metodológicas, los MIRATs o los modelos de informe de riesgos ambientales territoriales.

Entonces, ¿qué deben hacer las empresas?

  1. Realizar un Análisis de Riesgos Medioambientales y verificarlo a través de un verificador acreditado.
  2. Si la cuantía resultante de este Análisis de Riesgos Medioambientales es:

Menor de 300.000€ – El operador queda exento y no debe hacer nada.

Entre 300.000 y 2.000.000€ – Si el operador dispone de una certificación ISO 14.000 o EMAS queda exento y no debe hacer nada. Si no tiene estas certificaciones, el operador debe suscribir una Garantía Financiera por el importe resultante del Análisis de Riesgos medioambientales.

Más de 2.000.000€ – El operador debe suscribir una Garantía Financiera por el importe resultante en el Análisis de Riesgos medioambientales.

  1. Aplicar medidas de mitigación del riesgo ambiental y revisar periódicamente el Análisis de Riesgos ambientales conforme vaya disminuyendo el riesgo.

¿Qué es la Garantía Financiera exactamente?

Un instrumento que permite a la empresa hacer frente a su Responsabilidad Medioambiental de restituir el medio natural a su estado de origen tras una emergencia ambiental.

La Garantía Financiera obligatoria se calcula a partir del Análisis de Riesgos Medioambientales debidamente verificado por un Verificador acreditado, y como máximo será de 20.000.000 €.

Puede tener las siguientes formas:

  1. Una Póliza de Seguro específica para la Responsabilidad Medioambiental según Ley 26/2007
    2. Un Aval concedido por alguna Entidad financiera autorizada a operar en España
    3. Una Reserva Técnica mediante la dotación de un fondo «ad hoc» con materialización en inversiones financieras respaldadas por el sector público

Conclusiones

Por todos estos motivos es conveniente para las empresas contar con un Seguro de Responsabilidad Civil y a su vez un Seguro de Responsabilidad Medioambiental. Si lo deseas puedes ponerte en contacto con nosotros para recibir más información sobre ambos, estaremos encantados de atenderte. Salvo excepciones, ningún seguro multirriesgo de empresa ofrece cobertura para los riesgos medioambientales regulados por la Ley 26/2007 de 23 de octubre , publicada en el BOE del 24/10/2007 que entró en vigor al día siguiente.

Fuente: aitec-intl.com y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Los riesgos que implican las cuentas ómnibus

cuentas omnibusLas empresas españolas exploran nuevas fuentes de financiación e inversión. La cuenta ómnibus, o cuenta global, consiste en una cuenta de valores donde todas las acciones de todos los clientes están agrupadas en una misma cuenta. Esto supone un ahorro de costes de transacción entre el broker y los intermediarios extranjeros o de las bolsas correspondientes, y por lo tanto también un ahorro de costes que beneficia al cliente ya que el coste de las transacciones es más barato.

Este tipo de cuentas se utilizan principalmente en los mercados de deuda pública, en los mercados internacionales y por los brokers globales para operar en mercados extranjeros. Y algunos también para la Bolsa española. ¿Pero qué riesgos conlleva para el ahorrador? A diferencia de las cuentas nominativas, los riesgos de las cuentas globales provienen de una posible insolvencia del titular de la cuenta global.

Normalmente las entidades informan al cliente de los riesgos derivados de una posible insolvencia de la entidad:

– Las dificultades que un cliente puede encontrar en caso de insolvencia de la entidad son limitaciones para que se ejerciten derechos de separación o que se les reconozcan como propietarios de los valores y no como meros titulares de derechos de crédito frente al titular de la cuenta global.

– También pueden aparecer retrasos en la ejecución de las órdenes que comporten una movilización de los activos depositados, pérdida parcial de los valores depositados o repercusión de costas en el supuesto de que los activos mantenidos por el broker fueran insuficientes para hacer frente a las reclamaciones de los clientes o se viera inmerso en procedimientos concursales. Siempre es recomendable asegurarse de que exista un seguro de responsabilidad civil profesional por errores u omisiones.

– Otro riesgo es el relativo a posibles fraudes o apropiaciones indebidas que pudiera realizar algún intermediario de la cadena de custodia en las diferentes cuentas globales que produjera la pérdida parcial o total de los instrumentos financieros registrados en las mismas. El bróker puede realizar operativas inapropiadas, como préstamo de esas acciones sin que el partícipe de la cuenta sea consciente de ello, ya que el titular es el propio bróker y no el inversor final.

Por lo tanto a la hora de elegir esta práctica habrá que tener en cuenta que el riesgo está ligado a la operativa realizada por el bróker y su gestión del dinero depositado en esas cuentas, porque este sistema se basa en la buena fe del bróker para con sus clientes.

Si está considerando esta forma de operar con cuentas puede ampliar información sobre riesgos y resolver dudas en su correduría de seguros de confianza.

Fuente: gestionatudinero.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,

Las indemnizaciones derivadas de accidentes de trabajo

accidente laboralA pesar del endurecimiento de la normativa referente a prevención de riesgos, los accidentes laborales siguen teniendo lugar con más frecuencia de lo deseable, y entre los derechos que tiene el trabajador se incluyen prestaciones económicas o subsidios por incapacidad temporal e indemnizaciones por contingencia profesional.

El cálculo de las indemnizaciones por accidente de tráfico o accidente laboral, se basa en unos baremos que se actualizan anualmente y que establecen las cantidades a recibir por los afectados por incapacidad temporal o tiempo de curación y por incapacidad permanente o secuelas.

En el ámbito laboral el baremo vigente sigue regulándose mediante la Orden Ministerial de 15 de abril de 1969, cuyo contenido está recogido básicamente en la LGSS pero que desarrolla el proceso para su aplicación y en su Anexo recoge lo más importante: la tabla con las cuantías de las indemnizaciones por las lesiones, mutilaciones y deformidades de carácter definitivo y no invalidantes causadas por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social; cuantías actualizadas únicamente en un par de ocasiones, la última por la Orden ESS/66/2013, de 28 de enero, con efectos desde el 31 de enero de 2013.

En el ámbito civil la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, ha reformado el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, modificando el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, que aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, con efectos a partir del 1 de enero de 2016. El último Real Decreto Legislativo regula, entre otros aspectos, las gestiones previas para reclamar el asegurado a la entidad aseguradora las indemnizaciones derivadas de daños sufridos en su persona y en sus bienes a causa de accidentes de circulación.

Se trata, en todo caso, de una responsabilidad que abarca los daños y perjuicios causados (tanto el valor de la pérdida sufrida como la ganancia dejada de obtener), previstos, previsibles o que se deriven en su caso, incluyendo los daños morales.

El nuevo Título IV detalla, por un lado, los criterios generales para determinar la indemnización del daño corporal y definiciones, y por otro las reglas para valorar el daño personal, que divide en:

  • Indemnizaciones por muerte 

Ninguna indemnización es suficiente para compensar una pérdida, pese a ello la legislación contempla indemnizaciones para los supervivientes que si bien son simbólicas pueden ayudar en ocasiones a sobrellevar los daños económicos de una muerte, que se calculan en función de la edad del fallecido, la relación familiar que tiene con el perjudicado (en este caso el familiar superviviente) el número de miembros familiares, y la convivencia o no con los mismos.

  • Indemnización por secuelas

Se distingue entre perjuicio personal básico, perjuicio personal particular (cuya indemnización valora los perjuicios psicofísicos, orgánicos, sensoriales y estéticos, y en la que se tienen en cuenta factores correctores como daños o perjuicios morales cuantificados por grados del perjuicio: pérdida de toda posibilidad o parcial de realizar una actividad laboral o profesional) y perjuicio patrimonial.

  • Indemnización por lesiones temporales

Son lesiones temporales las que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final de su proceso curativo o la estabilización de la lesión y su conversión en secuela. Es compatible con las indemnizaciones por muerte y por secuelas.

Por todo lo anterior, queremos recordar que lo más recomendable es que la empresa asegure este riesgo mediante un seguro de accidentes, que le ayudará a soportar las cargas económicas que puedan surgir a raíz de un accidente, incluyendo cobertura de muerte por accidente, invalidez permanente absoluta o parcial, accidentes de circulación, desembolsos por hechos accidentales como atraco, uso fraudulento de tarjetas, traslados, acondicionamiento de la vivienda, cirugía estética, asistencia en viaje, gastos de intervención quirúrgica por enfermedad, etc.

Fuente: noticias.juridicas.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,

La terraza asesina. El destino no existe

El pasado 21 de agosto, leíamos en elmundo.es una noticia sobre el fallecimiento de una joven de 28 años al caerle encima parte del recubrimiento de un balcón en el barrio de Argüelles, siniestro que se suma a otros sucesos similares ocurridos en la Comunidad de Madrid en los últimos 20 años.

Con sentido común y método, se habría podido evitar ésta y alguna otra muerte.

Si despejamos la ecuación para analizar el sentido común, se observa que es el menos común de los cinco (las mujeres seis) que el ser humano tiene desarrollados para desenvolverse por la vida.

Si despejamos el método, observamos que como actividad científica, precisa de conocimiento e inteligencia, dos habilidades del ser humano, que pueden ser desarrolladas, para lo que se necesita constancia, cualidad bastante escasa a lo largo de la historia y prácticamente inexistente en la actualidad.

Sin embargo, para asombro general, todavía perduran unos tipos, raros eso sí, denominados corredores de seguros, que por definición o deformación utilizan un método llamado Gerencia de Riesgos, que implantado en un individuo con cierto grado de sentido común habría logrado identificar, analizar, evaluar y aportar soluciones prácticas que evitasen la ubicación de una terraza ilegal, debajo de un balcón constructivamente agotado, esperando que tres amigos, en una tarde-noche calurosa del verano de Madrid tomasen asiento para disfrutar de una charla placentera.

El destino no existe pero a veces todos los caminos te llevan a un destino.

Desde el punto de vista asegurador observamos una posible RC (Responsabilidad Civil) de la Administración local, una RC del tabernero, una RC del inmueble o comunidad de propietarios, RC del propietario del piso, RC del técnico que realizó la ITE,RC del Presidente de la Comunidad de propietarios, si no tomó las medidas adecuadas, una falta de una Correduría que con sentido común y método realizase una buena gerencia de riesgos, para evitar lo evitable, el siniestro; o al menos que su costo fuese correctamente traspasado al sector asegurador, cuya misión es, precisamente, asumir riesgos.

José Silva, director técnico de Correduría de Seguros.

 

 

Etiquetas: , ,