RSS

Archivo de la etiqueta: responsabilidad penal

Sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas

responsabilidad penal empresasYa hemos hablado anteriormente en este blog sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas, y es que el pasado mes de marzo se aprobaba, tras muchos meses de debate, la Reforma del Código Penal, que entró en vigor el 1 de julio de este 2015 y entre los muchos aspectos jurídicos a los que afecta se encontraba la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Antes de este hecho, tradicionalmente se siguió en el Derecho Penal español un principio jurídico, consagrado ya en el Derecho Romano y enunciado como societas delinquere non potest (la persona jurídica no puede delinquir), que ponía de manifiesto que únicamente podían ser sujetos activos de una infracción penal las personas físicas. La persona jurídica no podía ser considerada como sujeto de delito y no podían imponérsele penas, tan sólo exigirles responsabilidad civil para resarcir los daños o los perjuicios que se hubieran derivado de actitudes delictivas de sus dirigentes o representantes.

Con esta nueva regularización La Fiscalía General del Estado en su reciente Circular 1/2016 hace una extensa interpretación de ésta última reforma, y puede ser un marco de referencia en la evaluación de los programas de compliance de las empresas españolas. Concluye que:

las personas jurídicas serán penalmente responsables de los delitos cometidos en nombre o por cuenta de las mismas, y en su beneficio directo o indirecto, por sus representantes legales o por personas que estén autorizados para actuar por la persona jurídica, y también de los delitos cometidos, en el ejercicio de actividades sociales y por cuenta y en beneficio directo o indirecto de las mismas por quienes, estando sometidos a la autoridad de los representantes legales o por personas que estén autorizados para actuar por la persona jurídica, hayan cometido la conducta delictiva y no hayan actuado éstos últimos con la diligencia debida para impedirlo.

la responsabilidad exigible a cada persona jurídica es independiente de la que pueda caber o imponerse a la persona física del directivo, representante, etc., y compatible con ella.

existen personas jurídicas públicas que están exentas de responsabilidad penal: el Estado, las Administraciones públicas territoriales, los Organismos Reguladores, las Agencias y Entidades Públicas Empresariales.

– existe un régimen especial respecto de las “personas jurídicas de pequeñas dimensiones”, las cuales pueden quedar exentas de responsabilidad penal si demuestran que han puesto los medios razonables a su alcance para evitar que los subordinados cometieran el delito y sin necesidad de que para esta demostración se requiera que la supervisión haya sido confiada a un órgano de la persona jurídica con poderes autónomos de iniciativa y de control o que la tenga encomendada legalmente.

– se produce una ampliación del círculo de personas capacitadas para transferir la responsabilidad penal a la persona jurídica, y los divide en tres grupos:

  1. Los representantes legales.
    2. Las personas autorizadas a tomar decisiones en nombre de la empresa.
    3. Las personas que ostentan facultades de organización y control

Fuente: laregion.es y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Cómo controlar la comisión de delitos y reducir riesgos penales en la empresa

delitos-empresaCon la aprobación de la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo por la que se modifica el Código penal, se limita la responsabilidad penal a los supuestos en los que el incumplimiento del deber de supervisión sobre los trabajadores en la empresa sea de carácter grave.

Entonces, ¿puede una empresa ser condenada en un procedimiento penal? ¿Qué puedo o debo hacer para controlar ese riesgo? Efectivamente, una empresa puede ser condenada por la comisión de un delito en el ejercicio de su actividad, tanto si lo comenten sus directivos, como si lo cometen los empleados. Según el catalogo de delitos que el código penal fija como susceptibles de ser cometidos por una persona jurídica, los supuestos son muy amplios:

  • delito de propiedad intelectual
  • de revelación de secretos
  • contra los consumidores
  • contra el medio ambiente
  • por cohecho entre particulares, etc.

 

Por tanto, los riesgos a los que se expone la empresa son muchos, y no  se ciñen exclusivamente a una elevada multa, sino que se prevén penas mucho más gravosas como la prohibición de recibir subvenciones, la prohibición de realizar determinadas actividades, incluso (en los casos más graves) la clausura de establecimientos o la disolución de la compañía.  Para estos riesgos las aseguradoras ya presentan cobertura con una ligera sobreprima en las polizas de D&O (Administradores y Directivos).

Pero según establece la misma ley, si la empresa dispone de un programa de prevención , puede quedar exenta de responsabilidad penal, para lo que prevé que haya un órgano de supervisión del modelo de prevención implantado (compliance officer). Las condiciones para quedar exenta son las siguientes:

  • Que el órgano de administración haya adoptado y ejecutado con eficacia, antes de la comisión del delito, modelos de organización y gestión que incluyan las medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos de la misma naturaleza o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión;
  • Que la supervisión del funcionamiento y del cumplimiento del modelo de prevención implantado haya sido confiada a un órgano de la persona jurídica con poderes autónomos de iniciativa y de control o que tenga encomendada legalmente la función de supervisar la eficacia de los controles internos de la persona jurídica;
  • Que los autores individuales hayan cometido el delito eludiendo fraudulentamente los modelos de organización y de prevención y
  • Que no se ha producido una omisión o un ejercicio insuficiente de sus funciones de supervisión, vigilancia y control por parte del órgano de control de la persona jurídica.

Las empresas deben prevenir su eventual responsabilidad, elaborando Planes de Prevención de Delitos en los que se analicen los riesgos penales en que pueden incurrir (necesariamente distintos en función de su actividad y organización) y fijar medidas y protocolos de control. De manera que si, a pesar de estos planes y sus medidas, se cometiese un delito, la empresa quedará exenta de toda responsabilidad.

Para resolver dudas sobre cómo afectan las reformas del Código Penal a su empresa, no dude en recurrir a su correduría de seguros.

Fuente: elperiodicodearagon.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , , , ,