RSS

Archivo de la etiqueta: riesgos

EQUIPO DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL- EPI ¿UNA CARGA?

EQUIPO DE PROTECCIÓN INDIVIDUALSe conoce como EPI (equipo de protección individual) a cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud en el trabajo. Su utilización es obligatoria siempre que dichos riesgos no puedan ser evitados por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas de organización de trabajo. Así lo estableció en 1989 la Unión Europea a través de la Directiva 89/686/CEE1 del Consejo de Gobierno de 30-11-1989.

Por su parte, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales fija la obligación de realizar una evaluación de riesgos en la empresa, la cual determinará en que puestos de trabajo es necesario el uso de estos equipos, así como el tipo de protección conveniente en cada uno de ellos: protectores de cabeza, de pie, oculares o faciales, de oído, respiratorios, ropa de protección, etcétera. Para que el trabajador realice una correcta utilización de estos sistemas de prevención, es necesario que previamente, el empresario forme e informe sobre los riesgos contra los que protegen y de las actividades en las que deben ser utilizados, y señalice los lugares en los que su uso es obligatorio con paneles que informen sobre esta exigencia.

El empresario también debe prestar especial atención a la correcta elección de los EPIS, que deben cumplir las siguientes premisas:

  • Servir de protección eficaz ante los riesgos.
  • Permitir la utilización simultánea de varios equipos de protección individual, manteniendo su eficacia.
  • Tener en cuenta las condiciones anatómicas, fisiológicas y el estado del trabajado (talla, trabajadores con discapacidad, embarazadas…)
  • Adecuarse a lo dispuesto en el artículo 4 del Real Decreto 773/1997, en lo relativo a diseño, fabricación y requisitos legales.

Conviene señalar que la función de dichos equipos debe ser revisada en el caso de que se cambie o modifique alguna de las circunstancias o condiciones del puesto de trabajo en el que son utilizados.

El mantenimiento de los EPIS es fundamental para lograr garantizar una protección óptima del trabajador. Hacer un uso correcto del equipo, limpiarlo y desinfectarlo diariamente repercutirá positivamente en la efectividad, fiabilidad y durabilidad del sistema de protección. El empresario es el responsable de velar por la utilización de los equipos de protección individual y de asegurar que se realizará su mantenimiento. Esta responsabilidad patronal, en los supuestos de accidente de trabajo se puede asegurar en los contratos de seguro de la empresa.

Saber cómo y cuándo utilizar los EPI, en las diferentes situaciones que los requieren, evitará una gran cantidad de accidentes laborales, ya que son la última barrera entre el trabajador y el peligro. La misión de estos equipos es la de proteger a los empleados frente a situaciones de riesgo que atentan contra su salud, pero por muy eficaces que lleguen a ser, los EPI nunca podrán garantizar una ilimitada y absoluta protección. Es por ello que el empresario debe tratar de conseguir que los espacios de trabajo sean lo más seguros posibles, así como apostar por la formación de sus trabajadores, informándoles de los riesgos para su seguridad, de las medidas preventivas a adoptar, instruyéndoles en primeros auxilios y en procedimientos de emergencias.

El empresario, como el mayor responsable en los temas de prevención y seguridad también necesita un sistema de protección que le garantice una cobertura que responda de su actuación y de la de su equipo humano, por lo que siempre debe contar con un buen Seguro de empresa. Desde José Silva Correduría de Seguros nos proponen un amplio catálogo de pólizas que ofrecen toda la protección y tranquilidad que necesitas para tu empresa. No dudes en ponerte en contacto con ellos pinchando aquí.

Fuentes: insht.es, boe.es y elaboración propia.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , ,

SEGURIDAD EN EL USO DE LA MAQUINARIA AGRÍCOLA

SEGURIDAD EN EL USO DE LA MAQUINARIA AGRÍCOLAAunque en los últimos cincuenta años en España se ha registrado un fuerte descenso en el número de accidentes mortales entre los trabajadores del sector agrícola, gracias principalmente a la normativa de seguridad y a los sistemas de protección que progresivamente se han ido aplicando a la maquinaria, todavía queda mucho por hacer en materia de prevención. Factores como que el agricultor suela trabajar sólo, que conviva con la máquina diariamente y por ello deje de percibir su peligrosidad o el cansancio ocasionado por las largas jornadas de trabajo intensivo, pueden provocar que se asuman riesgos innecesarios, especialmente en lo que se refiere al uso de tractores y máquinas agrícolas. Como todos sabemos, la mejora de la formación profesional permite aumentar el nivel de seguridad del trabajador, pero también es necesario contar con una maquinaria que cumpla unos requisitos básicos de seguridad, que se encuentran recopilados en la Norma ISO-UNE-EN 4254/1, y son aplicables a todas las máquinas agrícolas y forestales, como por ejemplo:

  • El tractor: Seguramente el vehículo más utilizado en el sector agrario, diseñado para moverse con facilidad sobre el terreno y con una gran potencia de tracción. Existen dos tipos de tractores, el de orugas que posee más estabilidad y fuerza y el de ruedas, que tiene más velocidad y puede circular por carretera.
  • El motocultor: Posee un solo eje y se opera por manillar. Tiene gran potencia y es ideal para trabajar en pequeñas parcelas, ya que se le puede implementar cosechadoras, fumigadoras, sembradoras e incluso bombas de riego.
  • La segadora: Tiene un potente motor, un peine cortador con el que siega las plantas de cereales y un largo rastrillo que gira sobre un eje horizontal.
  • La abonadora: Se usa para distribuir los fertilizantes y está compuesta por un depósito de abono, un tubo de caída y un distribuidor del fertilizante.
  • La empacadora: Su función es empaquetar la paja de los cereales u otras plantas en balas.

Toda esta maquinaria facilita considerablemente el trabajo del agricultor, pero debemos de ser conscientes de que su uso también implica peligros y riesgos que pueden afectar a su seguridad y salud. Por ello es esencial adoptar un comportamiento apropiado, así como conocer y aplicar unas normas básicas de protección y seguridad:

  • Antes de utilizar cualquier tipo de maquinaria por primera vez, se deben conocer la normas de seguridad para hacerlo, que están contempladas en el manual de instrucciones del fabricante. También conviene asegurarse de que todos los dispositivos de seguridad de los elementos móviles de la máquina están correctamente instalados y listos para su uso.
  • Bajo ningún motivo deben manipular ni retirar los dispositivos de seguridad, así como desactivar las funciones de parada de emergencia.
  • Evitar el uso de abrigos o chaquetas anchos, mangas anchas, calzado desatado, joyas, collares largos o el cabello suelto permitirá reducir el riesgo de aprisionamiento en los elementos móviles de las máquinas.
  • Nunca se debe manejar maquinaria si se ha consumido alcohol o drogas o se han tomado medicamentos que puedan causar somnolencia. Tampoco si tiene sueño o se siente cansado o indispuesto, si no ha recibido formación adecuada o si las condiciones meteorológicas no son las idóneas.
  • La maquinaria debe ser examinada atentamente antes de cada uso. Compruebe los dispositivos de protección, los frenos, la presión de los neumáticos, los retrovisores laterales y traseros, el nivel de agua y aceite, el nivel de combustible, así como las luces de alarma y freno y los avisadores acústicos.
  • Antes de repostar apague el motor, compruebe la correcta colocación de las mangueras y tenga siempre el equipo contra incendios a mano.
  • Los accesorios instalados en el cuerpo principal de la máquina se deben fijar siguiendo rigurosamente las instrucciones del fabricante.
  • Lleve registros del mantenimiento y las reparaciones de la maquinaria. Éstas siempre deben ser realizadas por profesionales cualificados.
  • Cierre con llave la maquinaria cuando no se esté utilizando y mantenga las llaves fuera del alcance de menores.

Pero debemos tener en cuenta que, a pesar de tomar todas las medidas necesarias, a veces es inevitable sufrir un accidente. El riesgo cero no existe, y un buen Seguro es algo imprescindible con lo que debe contar cualquier explotación agraria. Si estás interesado en un seguro de este tipo o deseas tener más información no dudes en preguntar en la Correduría de Seguros JOSÉ SILVA, donde aclararan todas tus dudas.

Fuentes: mapama.gob.es, insht.es y elaboración propia.

 

Etiquetas: , , ,

Prevención de riesgos en la administración pública y en la empresa privada

seguridad-internetTanto la administración pública como las empresas privadas trabajan en dar respuesta a los riesgos a los que se pueden enfrentar. Riesgos que van desde la situación económica o la estabilidad política, hasta las nuevas amenazas a la seguridad, ya sean físicas o cibernéticas.

Recientemente se ha celebrado un encuentro (organizado por CincoDías) con representantes de ambas esferas, la pública y la privada, para tratar cómo la administración pública y las empresas trabajan en dar respuesta a los riesgos a los que se pueden enfrentar.

En el caso de la administración pública, la actual Estrategia de Seguridad Nacional identifica 12 amenazas que abarcan buena parte de los riesgos a los que se puede enfrentar el Estado, como los conflictos armados, terrorismo, el crimen organizado, las ciberamenazas o la vulnerabilidad energética, entre otros. El Departamento de Seguridad Nacional (órgano perteneciente al gabinete del presidente del Gobierno) tiene entre sus atribuciones la identificación casi continua de las amenazas que pueden poner en peligro la seguridad del país, así como garantizar los protocolos a seguir en caso de crisis. El chantaje exprés se está convirtiendo en una práctica habitual y silenciosa porque las cantidades exigidas son pequeñas, pero reiteradas.

Pero el director operativo del departamento de Seguridad Nacional, Joaquín Castellón, explica que hay que ser consciente de que el Estado no llega a todo y que “muchos de los servicios esenciales dependen, sobre todo, de las empresas. La seguridad no es una competición, sino que es algo de lo que nos tenemos que beneficiar todos. Tenemos que generar mecanismos que cada vez nos involucren más”. Por lo que la colaboración mutua resulta vital.

Según reconocen los expertos la comunicación es un elemento indispensable en este tipo de estrategias, comunicación con transparencia para saber cuál es la postura oficial de las empresas ante determinadas situaciones. Comunicando en qué se trabaja, cuáles son los riesgos, y como se trabaja internamente para mitigarlos, hará que la percepción de seguridad de la gente sea mayor.

Fuente: cincodias.com y elaboración propia

 

Etiquetas: , , ,

En qué consiste y para qué se utiliza un informe de riesgo

riesgos empresaCuando una empresa inicia relaciones comerciales con otra desconoce cuál es la tendencia de pagos de la misma, su grado de solvencia, si se retrasa en el pago de facturas pendientes, si tiene deudas, etc. Es aquí donde entra en juego los conocidos como informes de riesgo.

El informe de riesgo está diseñado para ayudar a las empresas en la toma de decisiones sobre el crédito. Permite conocer el riesgo de impago, la opinión de crédito de los clientes, y si está incluida o no esa empresa en el RAI (el Registro de Aceptaciones Impagadas). En resumen, es el documento en el que se expone un análisis sobre la situación financiera de una empresa.

Los realizan expertos profesionales en análisis de riesgos con toda la información pública contrastada que existe sobre una empresa, y los datos que aporta principalmente un informe de riesgos son:

  • Valoración actualizada y fiable de la empresa.
  • Resumen ejecutivo: las referencias para conocer la situación económica de la empresa: datos de identificación, información comercial y financiera, estructura legal y corporativa de la compañía, al igual que el número de empleados, su evolución y cifras de ventas de los últimos años.
  • Probabilidad de impago: Analiza la solvencia de la empresa, para determinar si se deberían hacer o no acuerdos comerciales con ella.
  • Calificación de riesgo: es la parte central del informe donde se expone el riesgo que se tiene a la hora de establecer negocios con una compañía.

Los informes de riesgos es una herramienta útil que requiere muy poca inversión para cualquier tipo de empresa, y aunque son más utilizados por las grandes corporaciones, las pequeñas y medianas empresas son las que más provecho pueden obtener de ella por su situación, ya que son las que más problemas de morosidad tienen.

Esto se debe a que las grandes empresas son las que más tardan en pagar a sus proveedores, y si se produce un impago, será por cantidades bastante importantes que pueden ponen en riesgo a la pyme. Por eso es tan importante disponer de todos los recursos a su alcance para evitar esta situación de peligro, y se protejan además con algún tipo de seguro de crédito sobre los que tratamos en profundidad en este otro artículo.

Fuente: gedesco.es y elaboración propia

 

Etiquetas: , ,