RSS

Archivo de la etiqueta: seguro de autonomos

¿Son mayores los riesgos o las oportunidades de ser autónomo?

autónomoEncontrar trabajo está difícil para todos, jóvenes y senior, a pesar de la excelente formación. Para quien lo tiene, en algún momento de nuestra vida nos hemos planteado si queremos seguir con nuestro trabajo de siempre, o si es posible montar algún tipo de negocio por nuestra cuenta. Lo primero que hay que valorar es si es viable establecernos como autónomos, y  para eso hay que estudiar los riesgos a los que nos enfrentamos además de las ventajas y oportunidades que nos podría brindar.

Por un lado, entre los motivos que nos impulsan a tomar la decisión de lanzarnos está el no encontrarnos limitados de ninguna forma por las habituales barreras que existen en un puesto de trabajo normal. También ser nuestros propios jefes, tener mayor flexibilidad fijando nuestras propias normas y mejor forma de hacer las cosas, poder progresar llegando más lejos y cambiando de rumbo si lo deseamos, algo bastante más difícil en un puesto de trabajo tradicional. Tampoco hay límites en cuento a los ingresos que puede obtener, ya que puede avanzar apoyándose en empleados que trabajen con él para llevar el negocio cada vez más lejos y le permita el mercado.

Pero la otra cara de este modelo de trabajo presenta dificultades y riesgos que pueden truncar nuestra andadura como emprendedor y hay que tener muy en cuenta. Lo primero que necesita un emprendedor es una buena idea de negocio. Hay que valorar qué sabemos hacer, quiénes serán nuestros posibles clientes, qué le podemos ofrecer y cuál es la competencia en el sector. Ese es el primer reto antes de lanzarse a la aventura, tener una buena idea, para después estudiar si esa idea puede funcionar, y como reto final conseguir beneficios con ella.

A menos que contemos con un inversor, el primer riesgo que corremos es la inestabilidad económica. Como autónomos somos responsables de la viabilidad de nuestra empresa, y de la deuda que supone en la mayoría de los casos su financiación. Además, del éxito económico del negocio dependerán nuestros ingresos y por tanto nuestra subsistencia.

Al comienzo es difícil calcular si habrá buenos ingresos o si no podremos llegar a fin de mes, por lo que el no tener un colchón económico es un gran riesgo.

Otro riesgo al que nos enfrentamos es que aún teniendo una buena idea, y un gran talento y dedicación, puede ser que no encontremos clientes. Puede que se tarde un tiempo en establecer relaciones que nos aporten beneficios más adelante.

Este camino no es fácil, y por mucho que tengamos todos estos riesgos en cuenta es difícil controlarlos pudiendo aparecer sorpresas con las que no contábamos. Por eso, si nos lanzamos a la aventura de ser profesionales independientes necesitamos tener algún tipo de protección o seguro para autónomos, que será un gran punto de apoyo si queremos cambiar nuestro futuro laboral en favor de todas las oportunidades que nos brinda el trabajo por cuenta propia.

Fuente: que.es y elaboración propia

Anuncios
 

Etiquetas: ,

Asegurar mi empleo

Está claro, salvo para el que no quiere verlo, que actualmente en España impera la tristeza y el empleo es un bien escaso; las únicas soluciones que percibo son irme al extranjero, sin eufemismos, convertirme en emigrante, o crear mi propio puesto de trabajo, sea como autónoma o empresaria.

Hay gente que me dice que estoy loca por pensar en este momento en una empresa de ésta envergadura, que la gente no tiene dinero y que en este país cada vez es más complicado poner en marcha algo, por el papeleo y la “burrocracia”. Pertenezco a una familia emprendedora, poco dada a vivir en un círculo de confort, por eso siempre he creído que una buena idea y un buen plan de marketing pueden dar solución a necesidades de las personas u otras empresas de mayor tamaño, en definitiva transformar debilidades en oportunidades, amenazas en soluciones y afrontar la vida como un reto apasionante.

En un negocio tradicional, en una iniciativa como la que pretendo iniciar, entre las grandes dificultades, está el buscar el local de negocio, el inmueble, alquileres muy caros, avales, papeleo y requisitos legales, supone que necesitaría contar con un “colchón económico” importante y sin garantía alguna de reversión. Por tanto, la base de mi negocio está en utilizar las nuevas tecnologías, lo que de forma abreviada se conoce por TIC o Star-tup, montar una empresa de venta y servicios online. Se trata de una tienda virtual en la que el cliente puede ver las características del producto, elegir los servicios que necesita y el lugar donde lo quiere recibir e incluso a qué hora. Soy plenamente conocedor de que Internet todavía no representa un gran volumen de ventas, pero tengo intención de alcanzar algunos acuerdos con tiendas físicas como complemento. Curiosamente mis dudas surgieron con la parte legal, contratación de personal y de seguros, por supuesto que recurrí al mundo online, hay muchísima información, pero poco asesoramiento y mantener un diálogo mediante el correo electrónico o los asistentes virtuales es una auténtica pesadilla. Recurrí al asesor en seguros de mi padre, una Correduría de tamaño medio, también con presencia en redes sociales y un excelente servicio personal. Me parecería irresponsable no contratar algún seguro de autónomos que me diera respuesta ante situaciones que no pudiera controlar. Les informé de mi proyecto y me hicieron “un traje a medida”,  que con el tipo de negocio que voy a desarrollar me permitirá adquirir unas  coberturas para supuestos de enfermedad o accidente, desplazamientos en mis viajes, hospitalización en cualquier lugar del mundo, fallos en el transporte de mercancías o incluso hacer frente a cualquier reclamación de los clientes por errores (responsabilidad civil) y por supuesto no he descuidado asegurarme bien por cualquier asunto judicial (protección jurídica), con las nuevas tasas y los honorarios de los abogados me pareció imprescindible. Afronto mi futuro profesional muy seguro y optimista.

Laura Díaz, ingeniera química e ilusionada.

 

Etiquetas: , , , ,

Estar tranquilo siendo autónomo

Llevaba dos años en paro y buscando trabajo desesperadamente. Hace 4 meses, gracias a un antiguo compañero de trabajo, conseguí una entrevista en una empresa relacionada con la promoción de servicios turísticos, mi trabajo consistía en promocionar una ruta por una comarca de la sierra madrileña y enlazarla con restaurantes, hoteles, empresas de turismo activo y guías. Estas empresas habían constituido una asociación con el objetivo de impulsar el turismo en la zona y, de paso, que los turistas que la visitaran usaran sus servicios e instalaciones.

El problema surgió cuando me plantearon que no me harían contrato laboral, sino que tendría que darme de alta como autónomo. El trabajo consiste en realizar promociones en distintos puntos geográficos con el fin de potenciar el número de turistas que visiten la zona, por lo que tenía que estar viajando constantemente, lejos de mi familia y utilizando mi propio coche para desplazarme.

Yo, que nunca he trabajado como autónomo y que, sinceramente, tenía malas referencias, consulté a un amigo experto y me asesoró sobre varios aspectos a tener en cuenta, pero sobre todo, me recomendó un seguro de autónomos, que por sólo 6 euros al día se ajusta perfectamente a mis características personales y las de mi familia. Además de desgravar fiscalmente, cosa que me venía genial porque mi nómina se inflaba con las dietas que consumía; protege mi casa y vehículo, en caso de que les pasara algo; da protección a mi familia a través de un seguro de vida riesgo, en caso de que me ocurriese algo a mí; y también nos da cobertura médica, que en mi situación personal ha sido casi un regalo, ya que me ha dado opción de acudir a buenos especialistas. Han llegado a cubrirme gastos médicos por desagradables acontecimientos en una promoción que realicé en el extranjero. Yo me pregunto, ¿para quién más puede ser perfecto este plan de seguros?. Cualquier trabajador, sea autónomo o no, querría tener esa tranquilidad.

 

Etiquetas: