RSS

Archivo de la etiqueta: seguro de caución

Los seguros obligatorios para una empresa

Entre las partidas de gastos más significativas de una empresa, se encuentran los seguros obligatorios. Pueden enumerarse tres fundamentalmente:

1. Seguro de responsabilidad civil, que responde de los daños a terceros que puede provocar la empresa en el desarrollo de su actividad (por ejemplo, cualquier accidente de un cliente en las instalaciones de la empresa). En determinados casos no es obligatorio suscribir una póliza de seguro, pero en todo caso, es uno de los seguros más recomendables a contratar, porque la obligación de responder de los daños emana del Código Civil en su artículo 1902 y siguientes. Desde 150 euros al año se puede vivir más seguro.

2. Seguro a los trabajadores, un seguro personal para la plantilla de la empresa, que se fija en los distintos convenios colectivos. Estas pólizas de seguro suelen cubrir una indemnización por accidente, incapacidad permanente y muerte. La cuantía indemnizatoria que cubren viene fijada por los propios convenios colectivos y el coste de la prima estará directamente vinculado con la indemnización económica a los trabajadores, el número de empleados  y la rama de actividad que desempeñe la empresa. Desde 6 euros al año por trabajador tus empleados estarán más motivados.

3. Seguro a los vehículos propiedad de la empresa, como cualquier seguro de coches particular, según el texto refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2004 de 29 de octubre.

El coste de estos seguros depende fundamentalmente de tres factores:

  • Sector de actividad y tipo de cobertura asegurada.
  • Tenencia de vehículos u otros activos que se deban asegurar. Automóviles, motocicletas, carretillas elevadoras, toros mecánicos, grúas.
  • Volumen de negocio.
  • Circunstancias de trabajadores.

En la mayoría de las empresas, el coste de estos seguros no se prevé con la suficiente antelación y tampoco se suelen poner en práctica sistemas de ahorro para minimizar su impacto en la cuenta de resultados, por lo que hay que tener en cuenta tres claves para que los seguros sean más económicos (pudiendo suponer un ahorro superior al 40%):

  • Evaluar si conviene tener más de una aseguradora para todas las pólizas. La Correduría es el mediador profesional adecuado para evaluar éste aspecto.
  • Las aseguradoras deben ser resolutivas y solventes, las indemnizaciones pueden ser elevadas.
  • No pasar por alto el reaseguro, ese paraguas bajo el que se cobijan las aseguradoras.

También es obligatoria la exteriorización de compromisos por pensiones mediante pólizas de seguros de aquellos premios por jubilación que establecen algunos convenios colectivos, como por ejemplo el de Fincas Urbanas, es decir la obligación que tienen las Comunidades de Vecinos, Mancomunidades y Urbanizaciones con empleados, o el de Oficinas y Despachos, ambos directamente relacionados con las Comunidades de Propietarios y los Administradores de Fincas, según el Real Decreto 1588/1999 de 15 de octubre. Respecto al citado colectivo profesional, los Administradores de Fincas de Cataluña están obligados a tener un seguro de Responsabilidad Civil y en algunas comunidades autónomas es obligatorio asegurar frente a incendio y Responsabilidad Civil los edificios en régimen de propiedad horizontal. Es importante destacar que, al igual que ocurre cuando estamos enfermos o tenemos un problema legal, lo más adecuado y racional es acudir a los Mediadores más profesionales del seguro, los Corredores. Ser autodidacta es muy bucólico, pero arriesgado.

El seguro de caución es poco conocido, pero obligatorio para algunos profesionales, empresas y particulares que tienen necesidad de presentar avales ante particulares o la administración, por ejemplo: APIS, agencias de viajes, empresas constructoras, gestoras de hospitales, concesionarias de servicios públicos o Corredurías de Seguros. Es una garantía para el consumidor que utilice los servicios de empresas y profesionales que disponen de este seguro.

El seguro de responsabilidad medioambiental no puede tomarse como una obligación sino como un gasto necesario de la actividad y una forma de establecer un costo fijo, en los planes de negocio, ante hechos accidentales e imprevistos que pueden poner en peligro la viabilidad de la empresa que, de otra forma, estarían obligados a constituir grandes reservas monetarias para hacer frente a riesgos graves como los medioambientales, que establece la Ley 26/2007 de 23 de octubre de Responsabilidad Medioambiental, que afecta a muchos sectores productivos y de servicios, como gasolineras, tintorerías etc. Desde 2.000 euros anuales el empresario puede dormir tranquilo.

Tener una hipoteca obliga a suscribir un seguro de daños, pero de libre elección sobre dónde y con quién contratarlo, no es cierto que sea obligatorio hacerlo en las oficinas de los bancos. Ley 1/2013 de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social. Estamos asistiendo a una presión por parte de los bancos para obligar a suscribir los seguros que ellos comercializan con el engaño de que sin tal  requisito no les conceden el préstamo o la línea de crédito. Es absolutamente falso y un engaño no controlado por el regulador, el consumidor tiene derecho a decidir libremente con quien desea suscribir sus seguros obligatorios. Desde 90 euros al año puedes estar bien protegido.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , ,